El Tiempo / La resequedad vaginal se produce cuando se disminuye el flujo de la vagina y esta pierde su lubricante natural.

De igual forma, existe el riesgo de padecer resequedad vaginal en otros momentos de la vida, pues entre las causas también se encuentran las infecciones causadas por hongos o bacterias, la diabetes o el estrés.

Cuando la mujer tiene resequedad vaginal, casi siempre aparecen otras molestias como:

– Sensación de quemazón en la zona genital. – Irritación y comezón. – Dolor al mantener relaciones sexuales. – Aumento de las ganas de orinar

Para evitar estas molestias de la resequedad vaginal te damos cinco remedios caseros. ¡Toma nota!

1. La sábila: El gel que contiene esta planta es un excelente humectante para combatir la resequedad y recuperar el pH natural.

Para esta receta solo necesitas:

– 2 cucharadas de gel de aloe vera

– 1 cucharada de leche líquida (10 ml)

Preparación:

Mezcla el gel de la sábila con un vaso de leche y aplícala en la vagina. Para obtener buenos resultados en poco tiempo repite este tratamiento todos los días.

2. Caléndula: Las propiedades antibacterianas de esta hierva ayudan a combatir las infecciones.

Ingredientes:

– 100 gramos de caléndula

– 100 gramos de malva

– 5 litros de agua

Preparación:

Coloca a macerar las dos plantas en cinco litros de agua por 12 horas.

Cuela el líquido y caliéntalo para hacer baños de asiento.

3. La manzanilla: Esta planta actúa como un calmante natural contra el malestar provocado por la resequedad vaginal.  

Ingredientes:

– 2 puñados de hojas y flores de manzanilla

– 1 litro de agua.

Preparación:

Coloca a hervir un litro de agua, cuando llegue a ebullición, añádele las hojas y flores de manzanilla.

4. La valeriana: Las infusiones de esta planta son populares por sus propiedades sedantes que permiten disminuir el estrés.

Ingredientes:

– 2 cucharaditas de valeriana (10 g)

– 1 taza de agua (250 ml)

Preparación:

Coloca a hervir una taza de agua, añade la valeriana y, pasados dos minutos, retírala del fuego.

Déjala reposar y tómala antes de ir a dormir.

5. Cúrcuma: Las propiedades antibacterianas de la cúrcuma la convierten en una aliada para recuperar el flujo vaginal.

Ingredientes:

– Extracto de cúrcuma

-Leche

Preparación:

Mezcla el extracto de cúrcuma con la leche hasta obtener una pasta.

Aplícala en la zona vaginal y déjala actuar unos minutos antes de enjuagar con abundante agua.