El Universo / Después de dos semanas de ausencia, la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, reapareció ante los medios a propósito de la Gala anual de la Cruz Roja Americana, en Palm Beach (Florida).

La exmodelo capturó la atención de los paparazis con los llamativos conjuntos que eligió para este fin de semana de descanso en el que se dejó ver con dos diseños de grandes casas de moda internacional.

A su arribo al aeropuerto, Melania vistió completamente de rojo. El vestido-capa, con abertura en las mangas, de la firma Givenchy, iba a tono con los zapatos ballerina de punta de Christian Louboutin.

En cambio, para la gala anual de la Cruz Roja, en el club Mar-a-Lago, Melania prefirió un diseño en fucsia de la casa Dior, con zapatos del mismo tono y pendientes de esmeraldas con diamantes.

Melania apostó una vez más por atuendos monocromáticos, de pies a cabeza, con maquillaje y peinado relajados que dejan ver la conservada figura que mantiene a sus 46 años.

La pareja presidencial asistió a esta gala junto con otras 700 personas. De acuerdo con una publicación del Palm Beach Daily News, los invitados que se sentaron más cerca de los Trump, pagaron alrededor de $ 50.000 por sus ubicaciones en la cena. (E)