0800 Flor / María Umar es mujer. Es madre, esposa y emprendedora. Nació en Pakistán, un país musulmán, donde las libertades de su género no son tan abiertas como las que aquí, en Venezuela, podemos disfrutar. María estaba encargada de su familia y su hogar. Pero se aburría en la casa; necesitaba algo que hacer. Y así fue como emprendió su negocio de puras mujeres.

Women’s Digital League Women´s Digital League es el nombre del emprendimiento de María Umar. Es una firma virtual que provee servicio digital a sus clientes; completamente operativa, gracias a mujeres pakistaníes. Es una compañía que está promoviendo el crecimiento económico del país al poner a tantas mujeres a trabajar desde sus casas.

Muchas de ellas tienen problemas consiguiendo trabajo o no pueden salir de sus casas. Women´s Digital League es la solución. Las mujeres representan el 50% de la población pakistaní y 59% de ellas, que están entre los 18 y 27 años, están educadas. Uno de los problemas más amenazantes en esta comunidad es que, a pesar de que las niñas reciben educación, es muy difícil que consigan trabajo. Y esto disminuye los incentivos para estudiar. Por eso mismo, el negocio de María Umar es una oportunidad, no sólo para las mujeres, sino para todo el país.

María Umar, una mujer como cualquier otra María lo que hizo fue identificar una oportunidad para crecer. Todo nació desde un problema que ella misma tenía. Luego se dio cuenta que eso no sólo era un problema personal; muchas personas pasaban por lo mismo. Un día se sentó en la computadora de su casa y decidió buscar un trabajo online. Y ahí se le ocurrió buscar un trabajo así para su amiga. Y su amiga le dijo a su amiga y así sucesivamente.

Esta iniciativa sólo siguió creciendo cada vez más. Así nació la firma de María; y hoy en día es la causante de que las mujeres pakistaníes formen parte de la población empleada . María ganó la competencia Early Stage Award Changemakers´ “Women Powering Work”, y fue nominada como un Líder Pensante por Ashoka Changemakers.

Aprovechando recursos Lo mejor de esta firma es que María no creó nada nuevo sino que utilizó recursos ya disponibles. Utilizó la herramienta del internet. Esto le garantiza, en cierto nivel, sustentabilidad. En vista de los avances tecnológicos y la revolución tecnológica que está ocurriendo hoy en día, un negocio online es una buena forma de buscar permanecer en el mercado.

La historia de María Umar nos demuestra que crear tu negocio es cuestión de saber cuáles son las necesidades de tu sociedad . Y, a partir de allí, buscarle el queso a la tostada para solucionarlas. Es cuestión de iniciativa y de aprovechar las oportunidades. Y tú ¿qué estás esperando para crear tu negocio?