La Nacion / La noticia cayó como un baldazo de agua fría para sus fans: Mariah Carey canceló su visita a la Argentina , sin dar muchas explicaciones, y los que tenían sus entradas listas para ser usadas esta noche en GEBA se enteraron hace tres días por la cuenta de Twitter de la diva que no podrían verla.

Se habló de problemas con la producción del show, de la venta de entradas, pero la razón de este plantazo a sus fans tiene unos ribetes más complejos. Mariah acaba de poner fin a su relación con James Packer y lo demandó exigiendo una compensación de 50 millones de dólares por los problemas que le causó durante su relación, a saber: que ella se haya tenido que mudar de Nueva York a Los Angeles, modificando toda su vida para que él pudiera estar cerca de sus hijos; promesas financieras que no cumplió; y, finalmente, un incidente confuso en un yate en Grecia, adonde, según Mariah, él le hizo algo horrible a su asistente que la traumatizó al punto de tener que cancelar su gira por Latinoamérica.

Así lo informa el sitio de noticias TMZ.com, que además asegura que desde el lado de Packer nadie emitió ningún comentario al respecto y reina el hermetismo.

Mientras tanto, todavía no se sabe para cuándo se reprogramarán las funciones y por lo pronto los que compraron tickets están a la espera de novedades. ¿Podrá cumplir con su público?

En esta nota: Música Mariah Carey Famosos en crisis Separados LA NACION Canal Espectáculos Visitas internacionales