@TipsFemeninos // Metas para el año nuevo // Miami. Reflexionar sobre lo que has vivido y logrado en el año que se está acabando es siempre positivo y aleccionador, pero pensar en el Año Nuevo y lo que quieres proponerte es más positivo aún. Los estudios afirman que si lo escribes en un papel y lo miras regularmente es más probable que lo logres. Estoy convencida, en mi amplia experiencia como terapeuta, que lo más importante para alcanzar las metas propuestas y seguir el rumbo que trazamos es un asunto de la cabeza y el corazón más que otra cosa.

Mi consejo es que te tomes un ratito para meditar y escribas lo que has logrado hasta ahora, así como lo que te propones alcanzar. Lo primero que debes hacer es convencerte a ti mismo de la importancia de lo que quieres lograr, y que tu motivo no sea que tu médico te lo aconsejó, o complacer a tu pareja, o tan siquiera tus hijos. La decisión debe salir de tu voz interior, pues así será más fácil y duradera tu decisión. El que hayas logrado cosas te dará la confianza de seguir adelante a buscar otras.

Piensa en tus metas y asegúrate de que sean específicas, reales, logrables, y que te pongas un tiempo para lograrlas. Por ejemplo, proponte a incluir vegetales en tu plato una vez al día desde hoy por una semana. Esa es una meta específica, real, lograble, y con un tiempo establecido.

También puedes incluir nuevos hábitos en tu estilo de vida como alimentarte mejor, tomar más agua, incluir más vegetales y frutas en la dieta, disminuir las porciones de tus comidas y bebidas para perder peso, tomar menos sol o usar protector solar, hacerte exámenes médicos de rutina, tener más calma y no agobiarte con el estrés, ser más caritativa con el prójimo, aportar tiempo y recursos a causas nobles, sonreír más, ser más cariña, ser compasiva con los animales, cuidar el medioambiente, y otros. Todo esto ayuda a tu salud y que seas más feliz, tanto tú como los que te rodean. ¡Sé feliz!

Dos consejos para ayudarte si es que quieres mejorar tu alimentación y tu peso:

Tip #1 – Nutrición                                                          

Hay que consumir las calorías necesarias y la mezcla correcta de macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas) para perder peso. Si se hace ejercicio para quemar grasa, hay que aumentar un poco la porción de proteína para preservar la masa muscular, ya que los aminoácidos que están presentes en este tipo de alimentos son esenciales para formar los músculos. Puedes añadir una porción de proteína después del ejercicio o durante el día para reparar y promover crecimiento muscular. En las comidas principales, puedes incluir proteínas de origen animal como las carnes magras preparadas sin grasa, huevos, granos, yogurt, queso y leche sin grasa, o de origen vegetal como soya, tofú, granos o proteína texturizada.

A veces las personas para bajar de peso se enfocan por error en eliminar de su dieta un macronutriente, como por ejemplo los carbohidratos. Sin embargo, lo correcto es incluir cereales integrales, frutas y vegetales, que son altos en fibra y te llenan. Lo que sí debes controlar son las porciones de cereales refinados como pastas, arroces, panes y dulces. Un consejo sencillo y efectivo es usar platos pequeños para servirte y tomar porciones de bebidas más pequeñas, como las mini latas de soda de 90 calorías.

Además, hay que consumir grasas saludable como los aceites polidesaturados omega -3 y los monodesaturados que ayudan a quemar más grasas. Este tipo de grasas incluye huevos, aceite de oliva, pescados grasos como el salmón, aguacate y las nueces, que si las usas en porciones controladas te ayudan a bajar de peso porque te hacen sentir llena por más tiempo. Recuera que las dietas que eliminan grupos de alimentos no funcionan a largo plazo, pero sí disminuir las porciones de las comidas y las bebidas, lo cual es clave y puede ayudarte a bajar de peso.

Tip # 2 – Ejercicio

Has ejercicio de manera más inteligente para quemar más grasa. Eso significa quizá no matarte una hora en el gimnasio, sino hacer ejercicio por menos tiempo pero de forma más efectiva. Quizá estás perdiendo peso pero si no pierdes pulgadas y la ropa te queda igual, estás hacienda algo mal. Usualmente, para la gente que es nueva en el ejercicio funciona hacer más el aeróbico para perder peso, pero no así para los que ya llevan un tiempo haciéndolo. Para éstos hay que incorporar ejercicios de pesas o intervalos cortos de intensidad, los cuales elevan el metabolismo y ¡Hacen quemar más calorías, aun cuando estás en descanso! La consistencia en la práctica del ejercicio es vital; escribe un recordatorio en tu agenda, nevera o donde lo veas siempre.

Fuente: Elba González, MBA, RD, CDE®, CPT, LD  Elba es nutrióloga deportiva, educadora certificada en diabetes, entrenadora personal certificada y maratonista, además de consultora de empresas como The Coca-Cola Company, en representación de la cual ofrece información nutricional.

@TipsFemeninos