El Comercio / Cuatro mujeres del colectivo Warmi Muyu relatan sobre la interculturalidad en una muestra artística. Desde la intimidad, su memoria, sus raíces y sus propios conflictos plantean distintas formas de ver y sentir el diario vivir de cada una. En una decena de obras con distintas técnicas, se hace un homenaje a la mujer indígena y, de forma especial, a Tránsito Amaguaña.

?María?, una instalación de video, muestra el recorrido de una mujer indígena por el espacio público. ?Es una forma de cuestionar esa expresión que está cargada de racismo y machismo ?, explica la artista Manai Kowii. Ella señala que existe un imaginario en la sociedad, que ubica a la mujer indígena en el espacio doméstico.

Kowii también presentó tres retratos de niñas indígenas con los que busca mostrar la ternura, la esperanza y la alegría. Además, incursionó en la técnica del bordado. Para esta muestra eligió retratar a su abuela, alguien a quien considera un pilar fundamental por las tradiciones y saberes que sostienen a su familia. ?Esta técnica está presente en nuestras blusas, y las mujeres se reú­nen a bordar, entonces también es una forma de recuperar esto?, dice la creadora.

Milena Cabrera trata de representar cómo ve la vida desde el amor. La instalación ?Nido? habla del origen de la vida, la Pacha Mama o la naturaleza y la relación con los seres humanos. A esta instalación le acompañan máscaras que, según la artista, simbolizan la espiritualidad que acompaña a las personas en diferentes etapas de su vida.

Angélica Alomoto, por su parte, presentó tres instalaciones. Una de ellas consiste en la recopilación de una serie de recuerdos que Alomoto acumuló a lo largo de cinco años en los viajes a su hogar, en la Amazonía . Es un paisaje que desaparece y representa en un gran cuadro negro con un árbol dorado en el centro, acompañado de la frase: ?En nombre del progreso?.

Finalmente, Gabriela Remache presenta una serie denominada ?La memoria busca tierra firme?. Con una técnica mixta de pintura con tejido, en esta pieza explora sus recuerdos como hija de una familia con orígenes andinos, que nació en la ciudad.

La muestra, cuenta José Luis Macas, se desarrolla con el objetivo de crear una escena para difundir el trabajo artístico de las cuatro mujeres, que también genere espacios de discusión con el público.

Por ello organizan una visita guiada en la que las personas interesadas podrán conocer más sobre la trayectoria y la inspiración de cada una de las mujeres que participan en la exposición .

La visita será el jueves ,23 de noviembre del 2017, a partir de las 17:00, en el Chawpi (Lérida E12-45 y Toledo). La entrada para los visitantes es libre. En el recorrido podrán hacer preguntas a las artistas.

Mujeres muestran su cultura a turistas Rufino Masaquiza dirige los rituales en el pueblo Salasaka Cantoras de arrullos se unen a la lucha contra violencia de género