Hoy.com.py / El gigante del streaming decidió cancelar la serie inspirada en la vida de Sophia Amorouso, la creadora de Nasty Gal, lo cual provocó la irá y amenazas de los fanáticos. En este contexto, el fundador y presidente de Netflix, Reed Hasting, anunció en un medio estadounidense que la plataforma no canceló lo suficiente y que habrá muchas más cancelaciones a futuro ¿Cuáles son los verdaderos motivos?

En los últimos meses, la cadena de entretenimiento se vio obligada a cancelar varias series del momentos como The Get Down y Sense 8, siendo este último la gota que rebalsó el vaso entre los suscriptores.

Esta nueva política de cancelaciones responden a inconvenientes de ambas partes, tanto como la producción como también la audiencia.

Y hasta ahora, son ocho series que ya fueron canceladas por distintos motivos. Solo un pequeño porcentaje de historias se mantienen por varias temporadas, y aun así, Reed Hasting anunció que serán más las series que serán dadas de bajas.

Llilyhammer fue la primera historia original de Netflix, protagonizada por Steven Van Zandt. La narra cuenta la historia del mafioso, Frank Tagliano, el cual acoge a un programa de protección de testigos y es enviado al pueblo noruego Lillehammer, un lugar demasiado pacifico para su gusto.

Su cancelación se debió a que la compañía no consiguió enganchar a la audiencia. Y no sería hasta ?House of Cards? y ?Orange is the New Black? que lograría la atención del público, que hasta ahora ambas se mantienen con las temporadas.

Otra de las que vieron el final fue Bloodline, estrenada en marzo del 2015, y que contó con tres temporadas, la última lanzada en mayo de este año.

La serie se basó en la historia de los Rayburn, una familia con oscuros secretos que posee un resort turístico. La trama arranca cuando la familia es reconocida por el gobierno, que da el apellido a uno de los muelles de la ciudad.

En este caso, el problema fue de lado por parte de la producción. Según se confirmó, se trató del final de un programa de incentivos fiscales que el Estado de Florida tenía en marcha para incentivar los rodajes y las producciones en el territorio. Aun así, la buena noticia es que Netflix dejó vía libre para completar la serie hasta la sexta temporada, tal como había sido planificada desde un principio.

Marco Polo se estrenó en diciembre del 2014, y contó dos temporadas en las que se narraron las épicas aventuras del explorador del siglo XIII.

La serie tuvo increíbles locaciones en Italia, Kazajistán y Malasia. Mencionado esto, la primera temporada contó con un presupuesto de más de 90 millones de dólares y se necesitó de un equipo de producción de 400 personas, como también un apartamento de arte de 160 personas.

Aun así, el nulo ritmo en redes sociales y sin muchos suscriptores en este lado del hemisferio occidental, Netflix decidió cancelarla sin muchas vueltas.

The Get Down, con una versión de US$ 320 millones, dijo adiós. Ambientada en el barrio neoyorkino del Bronx a finales de las décadas de los 70, la trama sigue a unos jóvenes llenos de ilusiones y de talento que persiguen sus sueños para transformar la historia de la música.

Aunque parecía interesante, hay puntos que no se consiguieron como la notoriedad o el fandom de Sense8, aunque si coinciden en ser las series más caras de la historia. Y es algo que no se mantiene si es que no hay una devolución generando impacto.

Hemlock Grove, es una de terror y suspenso que se estrenó en abril del 2013 y contó con tres temporadas, la ultima lanzada en octubre del 2015.

Ambientada en Hemlock Grove, un pequeño pueblo en Pennsylvania, la serie presenta un terrorífico crimen.

Las malas criticas provocaron que Netflix eliminará de su lista de catálogos.

El thriller criminal, Longmire, adaptación de la novelas de misterio de Craig Johnson, sigue la historia de Walt Longmire, un sheriff del condado de Absaroka, Wyoming.

A pesar de que tenía un buena audiencia, la plataforma de entretenimiento decidió de todos modos quitarla tras seis temporadas.

La polémica cancelación de Sense8 provocó que los fanáticos recogieran firmas en Chance.org con más de 450.000.

Luego de un total de 23 episodios en 2 temporadas, la serie contó con el rodaje en 16 ciudades de 13 países diferentes. Con una fascinante y un elevado costo de producción, la tira no pudo, obviamente, mantenerse.

La trama principal de la serie trató sobre un grupo de ocho personas de todo el mundo que se encontraban interconectadas mentalmente y que podía hablarse y verse telepáticamente.

La serie transcendió más allá por la interconexión global, el elenco mutirracional e interpretados por personas LGTBTQ.

Y por último, Girlboss, la serie biográfica producida por Charlize Theron inspirada en la vida de Sophia Amoruso, creadora de la marca, Nasty Gal.

La historia narraba la historia de una joven rebelde que creó un imperio de la moda vendiendo prendas vintage en internet, convirtiéndose así en su propia jefa.

La noticia la dio la propia Sophia en su cuenta de Instagram: ?La serie de Netflix sobre mi vida se canceló. Aunque estoy orgullosa del trabajo que hicimos, estoy deseando controlar la narrativa acerca de mí de aquí en adelante. Fue un buen espectáculo y tuve el privilegio de trabajar con talentos increíbles [?] a pesar de que fue solo durante dos meses?. El portal, Variety se encargó en confirmar la decisión de Netflix de cancelar la producción, ya que no había contando con las críticas y la audiencia esperada.