@TipsFemeninos // Tratamiento exitoso para la pérdida involuntaria de orina // Miami. No es una condición para nada agradable, y quienes la sufren generalmente ven muy afectado su estado emocional e incluso su autoestima. Y es que la pérdida involuntaria de orina, médicamente conocida como incontinencia urinaria -cuyo Día Mundial se conmemora hoy-, es un problema recurrente cuyas causas son diversas, y van desde traumatismos hasta múltiples partos vaginales, en el caso de las mujeres.

Según la Cuarta Consulta Internacional de Continencia de la International Continence Society (ICS), entre un 25 y un 45% de las mujeres tiene prevalencia a padecer incontinencia urinaria. Asimismo, de acuerdo a la Tercera Encuesta Nacional Calidad de Vida en la Vejez (Chile y sus mayores 2013), un 14,6% de los adultos mayores presenta micción involuntaria.

Para diagnosticar la condición, es necesario que el afectado acuda a un especialista, quien le realizará un examen físico y le solicitará varios exámenes, entre ellos una ecotomografía. Posteriormente, el médico determinará cuál es el mejor tratamiento para el paciente, el cual puede ser farmacológico, quirúrgico o una combinación de ambos.

En este sentido, desde hace poco existe en Chile una novedosa terapia, que consiste en un electrodo que se implanta de forma percutánea en la raíz sacra, que es donde están los nervios encargados de modular la actividad vesical.

“Lo que se hace es una estimulación externa del nervio, es decir, mediante pulsos eléctricos leves se logra interferir con las respuestas normales vesicales que producen la disfunción miccional del paciente, explica, Reynaldo Gómez, jefe de urología del Hospital del Trabajador ACHS y médico de la Clínica Indisa.

Mejor calidad de vida

InterStim® fue creado por Medtronic, se utiliza a nivel internacional y está aprobado por la Food and Drugs Administration (FDA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos. En Chile ya ha sido implantado en 19 pacientes, de los cuales un 84% se encuentran satisfechos con él y han visto un cambio significativo en su calidad de vida, ya que les permite controlar la vejiga de forma inmediata.

“Pacientes que orinaban cada una hora o se levantaban entre cinco y seis veces en la noche, después de este tratamiento pueden estar cuatro horas sin orinar. Esto es realmente un beneficios para ellas, ya que pueden retomar su vida en forma absolutamente normal, dejar atrás los pañales y recuperar su autoestima y calidad de vida”, asegura Reynaldo Gómez.

El procedimiento para instalar el InterStim® es bastante sencillo, se realiza con anestesia local y de forma ambulatoria. Primero se coloca por un período de prueba y si el paciente responde bien, en una segunda etapa se implanta el generador definitivo que es igual a un marcapaso cardíaco.

Fuente: Emol

@TipsFemeninos