El Espectador / La estrella televisiva ha confirmado que ya tiene el diseño con el que pasará por el altar a finales de este año.

Paris Hilton. Cortesía A Paris Hilton le queda cada vez menos tiempo de espera para cumplir su gran sueño de contraer matrimonio con su prometido, el actor Chris Zylka , en una ceremonia de la que, aunque se especula que podría tener lugar a finales de este mismo año, la estrella televisiva se niega de momento a revelar su fecha o localización. (Lea: Paris Hilton tiene réplicas de su anillo de compromiso)

Lo que sí ha querido confirmar ahora la estrella televisiva es que al menos ya ha cumplido con uno de los trámites más “difíciles” que le presentaba la organización de su multitudinario enlace, nada menos que la elección del vestido de novia con el que se dará el ‘sí quiero’ con el hombre de su vida. (Lea: ¿Paris Hilton usará un vestido similar al de Meghan Markle en su boda?)

“Sí, ya he escogido el vestido y me lo están haciendo a medida en estos momentos. Me ha resultado muy difícil elegirlo y me ha llevado más tiempo del que pensaba” , ha declarado Paris al portal de noticias Extra  antes de redirigir la atención a otro aspecto menos mundano y más trascendental del que será uno de los días más significativos de su existencia. “Me siento muy afortunada de haber encontrado a un hombre tan maravilloso, ya que no resulta nada fácil que te ocurra algo así. Una de las cosas que más valoro en la vida es la lealtad y la honestidad, y sinceramente Chris es mi mejor amigo. Lo significa todo para mí y jamás había sido tan feliz junto a otra persona “, ha añadido. (Lea: La boda de Paris Hilton podría ser transmitida en televisión)

Hace solo unos días, la heredera del imperio Hilton rememoraba sin reparo alguno el gran susto que se llevó meses atrás cuando, en medio de una fiesta celebrada en una de las discotecas más concurridas de Miami, su anillo de compromiso salió despedido por los aires mientras bailaba. “Me he hecho un par de réplicas del anillo porque me da miedo volver a perderlo. Hay ciertos países a los que tengo que ir y no quiero correr el riesgo de quedarme sin él. Y es posible que consiga más de esas porque tengo varios eventos en los que pinchar música y sitios que visitar”, explicaba al medio Access Hollywood sobre una de las piezas más valiosas -económica y simbólicamente- de su joyero.