NoticiasVenezuela.org / Es difícil poder concentrarse al máximo en el trabajo. No estamos hablando de las distracciones que nosotros creamos, sino de aquellas que también tienen que ver con el trabajo y llegan en forma de correo, llamada, mensaje, etc. Muchas empresas tienen métodos de trabajo que resultan caóticos cuanto menos. Al final del día, todo esto solo supone una gran presión para los empleados. Pero la buena noticia es que a pesar de todo esto puedes mantener tu calma, incluso si los demás pierden los nervios a tu alrededor.

Atención a las expectativas

A veces, la presión que ponemos en nosotros mismos es tan grande que no nos deja respirar. Podemos ser nuestro mejor aliado o nuestro peor enemigo. Saber entender a los demás es tan importante como saber entendernos a nosotros mismos. Lo más importante es ser paciente con uno mismo. Nadie es perfecto y nadie ha dicho que tengas que serlo, es simplemente imposible. Si tus expectativas no son realizables, lo único que vas a conseguir es generarte ansiedad y un estado de miseria que es totalmente innecesario.

Atención a planear por encima de tus posibilidades

Echa un vistazo a tu calendario. Seguramente esté repleto de citas, reuniones, labores privadas, etc. ¿Es realmente necesario hacerlo todo en el mismo día? Sobrecargar los días no traerá un resultado eficiente ni efectivo. Es importante tomarse unos minutos para mirar el calendario de forma relajada y dejar un hueco para esas cosas que llegan de forma inesperada.

Atención al presente

En muchas ocasiones parece que vivimos lamentándonos por el pasado y con miedo al futuro. En esta ecuación falta el factor más importante: el presente. Es importante trabajar cuando toca trabajar. Descansar cuando toca descansar. Es importante concentrarse en lo que está ocurriendo en ese momento. Nadie ha dicho que sea necesario realizar 3 tareas al mismo tiempo.

Encuentra un lugar que te aporte paz

No tiene que ser la playa, por mucho que te gustase que fuera así. Es importante contar con un espacio, una pequeña sala, tu habitación, etc, donde poder sentir que estás solo con tus pensamientos, que te encuentras en paz contigo mismo.

Olvídate de la rentabilidad por un momento, de las ventas, de la fecha límite de un informe o de una petición urgente de un cliente.

Relacionado