Arepa Herald / Dicen que las mujeres embarazadas brillan, y en parte es cierto. La felicidad de tener un bebé y las maravillas que el embarazo hace en la piel son algunas de las razones por las que las futuras mamás se ven tan bien, pero no es todo belleza y brillo.

Existe una parte muy molesta (y para algunas, casi traumática) de tener un bebé : la pérdida del cabello. ¿Por qué sucede esto? Es muy común que después del embarazo se caiga el pelo porque la madre produce mucho estrógeno durante el embarazo y eso hace que crezca el cabello y que no se caiga con la frecuencia normal. Una vez que llega el bebé y el cuerpo vuelve a producir la cantidad normal de hormonas, el pelo comienza a caerse de forma muy repentina.

Afortunadamente hay maneras naturales de evitar la caída del cabello después del embarazo y aquí te mostramos cuáles son:

1. No te estreses Ver cómo tu cepillo se llena del cabello que pierdes puede ser una experiencia muy fea, pero no desesperes. Perder algo de pelo después del embarazo es totalmente normal y la realidad es que vas a retener más cabello del que pierdas, así que va a estar todo bien.

2. Trátalo con delicadeza En este momento tu cabello estará muy frágil y delicado, por eso deberías evitar manipularlo de más en peinados complejos y evitar atarlo muy fuerte. Lo mejor es que lo lleves suelto y lo peines con delicadeza.

También deberías evitar el calor , así que aléjate de los secadores de aire caliente y las planchitas para el cabello, solo lograrán que tu pelo sufra más de la cuenta.

3. Invierte en productos Durante este periodo es conveniente que utilices productos para el cuidado para el cabello , que lo nutran y lo hagan parecer más voluminoso. Puedes comprar champú voluminizador, acondicionadores para cabellos finos y aceites que nutran tu cuero cabelludo, entre otras cosas. Procura evitar los productos que lo hagan parecer pesado, como el champú con acondicionador agregado.

4. Cuida tu dieta Tu cuerpo acaba de pasar por un cambio muy importante y necesitas devolverlo a la normalidad. Para eso es mejor elegir una alimentación saludable llena de frutas y verduras. Intenta incluir alimentos que tengan Omega 3, como el salmón, ya que puede prevenir la caída del cabello . Si tu alimentación no es suficiente, puedes consultar con un médico para que te recete complementos de vitaminas.