@TipsFemeninos // Posturas para amamantar // Miami. La lactancia materna es una de los actos más naturales de la vida, pero requiere de práctica. La incomodidad en tu espalda va a depender de la forma como sujetas y sostienes a tú bebé. Es importante conseguir una posición cómoda y tener paciencia. Vale la pena hacerlo, después de todo, ustedes dos van a pasarse muchas horas lactando todos los días y lo mejor es hacerlo de una manera correcta y agradable. A continuación Tips Femeninos presenta algunas posturas y sus variantes:

1.- Sentada: es la más usada, conviene utilizar un sillón muy cómodo, un sofá o una mecedora no excesivamente esponjosa. Lo importante es que permita a la madre apoyar firmemente la espalda e incorporar ligeramente para que el pecho caiga hacia delante y no quede plano. Es recomendable utilizar un reposa pies para mantener las rodilla ligeramente elevadas, resulta muy útil utilizar un cojín o almohada para acercar al bebé y tenerlo muy bien apoyado.

2.- Acostado de lado: esta postura es recomendable si la madre se encuentra cansada o dolorida tras el parto o en las tomas nocturnas. La madre se acuesta de lado, lo más cómoda posible apoyando su cabeza en una o varias almohadas y manteniendo elevado el brazo.

3.- Invertida o de pelota de rugby: esta posición es aconsejable para las mujeres que han dado a luz por cesárea ya que el peso del bebé no descansa en el abdomen. Es buena posición para los pechos muy grandes y para amamantar gemelos, niños prematuros, y con bajo peso al nacer.

4.- Posición y agarre del bebé al pecho: en esta posición la madre y el bebé, independientemente de la posición que tomen, deben de estar muy juntos, preferiblemente con todo el cuerpo del bebé en contacto directo con el de la madre (“ombligo con obligo”). El agarre se facilita colocando al bebé girado hacia la madre, con su cabeza y cuerpo en línea recta, sin tener el cuello torcido, más extendido que flexionado, con la cara mirando hacia el pecho y la nariz frente al pezón.

Digamos que, estas son una de las posiciones más frecuentes, con alguna que otra variante, facilitando la lactancia y haciéndola mucho más agradable. Recuerda que una posición incomoda puede ser motivo molestias y dolores de espalda pon en practica estos consejos y evitarás tener contrariedades desagradables. Es recomendable ofrecer como complemento a la leche materna, a partir de los 6 meses, alimentos ricos en hierro con alto coeficiente de absorción y ofrecer al lactante también pollo, pescado y alimentos fortificados.

Ahora mi preferida (después de tres hijos) es la de estar acostados, porque de esa manera tanto el bebe como la madre están cómodos.

 

@TipsFemeninos