La Prensa / La quinua es una semilla única por sus beneficios nutricionales y su capacidad para ser utilizada como cereal. Conocida como “el grano de oro de los Andes”, es considerada un superalimento por sus propiedades nutritivas y dietéticas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), declaró 2013 como el Año Internacional de la Quinua, como una forma de no solo promover el consumo de este alimento, sino también para impulsar su cultivo.

Siendo su región nativa los Andes americanos, actualmente, y debido a su potencial, sus cultivos se extienden a más de 70 países, entre ellos Francia, Suecia, Holanda, Italia, Kenia, India y Estados Unidos.

Existen principalmente tres tipos de quinua. La blanca, que es la más común, tiene un sabor sutil y posee menos calorías que sus otras dos similares. La quinua roja es la que contiene menor cantidad de grasas y a su vez la mayor en carbohidratos. Finalmente, la quinua negra, que se cree además tiene litio, un regulador de la depresión.

Beneficios
Ahora bien, ¿qué beneficios nos puede traer el incorporar la quinua a nuestra alimentación diaria?

Según datos de la FAO, la quinua es el único alimento vegetal que posee los ocho aminoácidos esenciales para el ser humano. Estos son sustancias químicas que el cuerpo no puede sintetizar y que requieren que la persona las incluya en su dieta.

Contiene
Es una grandiosa fuente de fibra dietética insoluble, encontrándose en algunas de sus variedades hasta 16 g por cada 100 g de peso seco. La fibra dietética son las partes de las plantas que se resisten a la digestión humana, pero que ayudan en el proceso de digestión y reducción del colesterol.

La quinua provee una gran cantidad de minerales como hierro, calcio, magnesio, fósforo, potasio y zinc, con valores incluso superiores a los de otras fuentes como maíz, arroz y trigo.

Con respecto a las vitaminas, provee mayor cantidad de B2 y ácido fólico que otros alimentos como el maíz, el trigo y el arroz. De igual manera, en ella se encuentra presente la tiamina y la niacina.

Preparación
Lo que comenzó como un producto de consumo de las comunidades indígenas preincaicas, hoy puedes conseguirlo en tu supermercado más cercano, e incluso en restaurantes gourmet.

Originalmente, la quinua se tuesta y posteriormente se hace una harina para la fabricación de panes. Hoy esta semilla se puede cocer y añadir a sopas o como acompañamiento de los platos.

En los Andes la quinua es también fermentada para obtener cerveza o chicha.

Aprovecha este superalimento e incorpóralo a tu dieta diaria, verás lo delicioso que es y todos los beneficios que traerá para tu cuerpo.