Trendencias / Sábado veraniego: playa, ducha, cena, paseo y helado reglamentario. O salida de copas reglamentaria. Y al llegar a la cama… ¿encuentro sexual reglamentario? Si la rutina y el “casi siempre lo mismo” están ganando terreno en vuestra vida sexual es el momento de ponerse manos a la obra (o manos a… sitios mejores). Los juegos sexuales en pareja nos pueden dar mucha vidilla, pero eso sí: hay algunas cosas que debemos tener en cuenta antes de lanzarnos. ¿Jugamos?

Leer antes de hacer Si nos dieran un céntimo por cada artículo sobre romper la monotonía en la cama que hay publicado, hoy probablemente podríamos comprarnos una casa en las Maldivas. Esto también serviría para vapulear nuestra rutina, seguro, pero nos saldría caro en impuestos. Mejor sigue leyendo.

Sí, hay mucho escrito al respecto pero casi siempre se omite una recomendación que te puede salvar de un mal rato: hay que ir poco a poco . En lo sexual, como otras muchas cosas, pasar de cero a cien no es la mejor idea.

Por ejemplo, si nunca habéis jugado con comida hacerte un Samantha, de Sexo en Nueva York (es decir, llenarte el cuerpo de sushi y esperar en casa a tu pareja para que coma sobre ti) es como intentar pasar de no practicar deporte alguno a hacer una maratón.

Si habéis pensado empezar con jueguecitos lo suyo es hacerlo como dicen Fonsi y Daddy Yankee: despacito (aunque ellos se refieren a… bueno, otra cosa). (Nota de la autora: siento lo de la canción, ahora te vas a pasar medio día con ella en la cabeza; pero no hay mal que por bien no venga, así te acuerdas de este artículo y de cómo probar cosas nuevas con tu pareja.)

Pactado, planificado, disfrutado Tendemos a pensar que en materia de sexo todo lo que sea planificado o pactado es menos diver , menos pasional y menos de verdad , pero para nada es así, más bien al contrario. Si hemos quedado con nuestra pareja para tener un encuentro especial, uno en el que sabemos que vamos a hacer cosas nuevas, ¡vamos a estar pensando en ello hasta que llegue el momento en cuestión! No hay nada que alimente más el deseo que pensar en sexo , anticipar en el pensamiento lo que vamos a hacer: es como pre-saborear el postre que sabes que te vas a pedir en tu restaurante favorito.

Además, elegir el plan y prepararlo todo juntos ya puede ser algo placentero: no es lo mismo tomar unos vinos mientras hablas de cómo quieres que te haga tal cosa o te cuente de lo que le pone la idea de… que hablar de a quién le toca el baño esta semana.

¡A jugar en pareja! 1. Dónde y con qué El título no es muy comercial pero el juego supera con creces lo poco atractivo de su nombre (se aceptan ideas para renombrarlo con más glamour): se trata de vendar los ojos a nuestra pareja e ir “tocando” partes de su cuerpo con diferentes objetos o partes de nuestro cuerpo. Se ruega erotismo y no ponerse ordinarios, aunque quizá con eso os echáis unas risas, que también es sexy. Un cubito de hielo en la nuca, una pluma cerca del obligo o el roce de los labios en la ingle son algunos ejemplos para empezar.

2. Linterna “verde” No, no es un juego sobre el héroe de cómic (aunque no está mal recordar a Ryan Reynolds… a pesar de esta peli), se trata de coger cada uno una linterna, apagar todas las luces e ir, por turnos, iluminando qué parte del cuerpo quieres que el otro te… (rellenar a gusto del consumidor).

3. 1, 2, 3… ¡splash! No se trata de hacerlo como una sirenita (evitaré hacer la broma obvia), sino de cambiar del medio seco al húmedo. Si hay algo que apetece con este calor es ponerse a remojo y ya si además viene con extra de placer, mejor. Piscina, playa (cuidado con ser vistos, cuidado con la arena…), jacuzzi o bañera , la cuestión es que haya un volumen más o menos grande de agua en la que poder zambullirnos. No es un juego per se , pero puede dar mucho juego. De hecho si lo combinamos con el anterior punto… ¡podemos jugar a ser los ” Vigilantes de la playa “! (gracias de nuevo, tele de los 90).

4. La caja X Cada uno, por separado, anota en papelitos individuales cinco fantasías eróticas de las que le gustaría poner en práctica (y que sepamos que van a ser del agrado del otro, claro). Doblamos todos los papeles y los metemos en una caja. Uno de los dos sacará un papel… y si a los dos os parece bien la idea recreáis lo que allí esté escrito.

Esta es una manera estupenda de compartir algunas de nuestras fantasías con nuestra pareja. Pero para que funcione es importante respetar al otro y no cuestionar sus fantasías: esto va de pasárselo bien y de ganar en intimidad, recuerda.

5. Role-playing (o juego de roles) Esta idea en realidad son dos mil millones de ideas, porque lo bonito de jugar a ser otros es… ¡que hay infinitas opciones a elegir! Entre los clásicos está el topicazo de la asistenta francesa o el de policía y “malo/a”.

Dejad volar vuestra imaginación y poneos creativos, que se note que los móviles y las nuevas tecnologías no nos están dejando el cerebro como los espetos en las playas de Málaga.

En cualquier caso, en pos de la felicidad veraniega y del disfrute, os dejo tres opciones la mar de contemporáneas :

Juego de Tronos . No hace falta que diga nada más. Si habéis visto la serie tenéis material para setecientas sesiones de role-playing (y otras cosas), y todas calentitas.

Dos desconocidos en un bar : podéis quedar directamente en un bar y hacer como que no os conocéis y… bueno, lo que surja. No hay nada como salir un poco de nuestros roles para soltarse la melena porque, a ver, puede que nunca hayáis hecho tal o cual cosa, pero siendo Carmen Sandiego y el doctor Drake Ramoray (gracias tele de los 90)…

Chef y cliente : ¿Cómo? ¿Que no le ha gustado mi plato? Eso es porque no sabe cómo ha de comérselo… Y claro, la chef tuvo que salir de la cocina y ponerse con el cliente del restaurante a explicarle lo delicado de cada bocado, lo sutil del sabor de… Ojo : no me hagáis esto con una pizza que hayáis pedido por teléfono, que pierde realismo.

Aquí tenéis unas cuantas ideas, ahora… ¡a jugar! Feliz y apasionado verano .

Fotos: Pexels.com

En Trendencias: ¿En qué piensas durante el sexo? Aprender a concentrarse te interesa, y mucho

Trendencias en Instagram

Seguir