YVKE Mundial /  A las ocho semanas un embrión se gradúa y pasa a ser un feto . Para ese tiempo el futuro bebé ya tiene todos los órganos internos, aunque no desarrollados completamente, y empieza a formar los brazos, piernas y dedos.

A las 11 semanas ya ha desarrollado las extremidades, y comenza a moverlas y flexionarlas. Es posible que haya comenzado a estirar un brazo más que el otro, o chupar su pulgar favorito. Nueve de cada diez fetos se convierten en diestros, mientras que uno de cada diez optan por ser zurdos, y menos del 1% son ambidiestros, les da lo mismo utilizar ambas manos. Sin embargo, se cree que la preferencia por cierto lado se debe en gran parte a los genes.

Es increíble pensar que a pocas semanas de existencia ya el feto haya adoptado algunas características que lo identificarán toda su vida.