Confirmado / Estamos preparando un salmón marinado al jengibre con un parte de un hermoso salmón que compramos, ya os contaremos cómo sale, de momento, el plato que os queremos mostrar es en el que ha sido empleado el resto del pescado, Salmón con salsa cremosa de piña y tapioca de soya.

 

Esta receta conjuga sabores de forma equilibrada, piña, jengibre, cilantro, soja… todos juegan muy bien con este pescado, convirtiendo el salmón con salsa en un festín para el paladar. Pruébalo, y hacedlos combinando todos los ingredientes en cada bocado, está exquisito.

 

 

Ingredientes (6 comensales) 6 lomos de salmón, pimienta aleppo, sal, aceite de oliva virgen extra.

 

Para la tapioca de soya  

50 gramos de tapioca, 250 gramos de agua, 40-50 gramos de salsa de soja (poner al gusto),el zumo de medio limón,aceite de sésamo.

 

Para la salsa de piña y jengibre 1 puerro,25 gramos de jengibre,330 gramos de piña natural,60 gramos leche evaporada,unas ramitas de cilantro fresco,pimienta negra,aceite de oliva virgen extra,sal.

 

 

Elaboración Para hacer la tapioca de soja, pon todos los ingredientes en un cazo, excepto el aceite de sésamo, cuando rompa a hervir baja el fuego y deja cocer moviendo de vez en cuando, hasta que la tapioca esté hecha y muestre esta textura gelatinosa. Cuando esté lista, incorpora el aceite de sésamo, mezcla bien y reserva.

 

Prepara la salsa de piña, pela el puerro, córtalo por la mitad a lo largo y pícalo bien fino. Pela el jengibre y rállalo, pela la piña y córtala en dados (si no tienes piña fresca puedes utilizar piña en conserva en su jugo, bien escurridas). Pon una sartén con un poco de aceite de oliva y pocha el puerro con el jengibre a fuego lento, antes de que empiece a dorarse, incorpora la piña, salpimenta al gusto y rehoga unos 10 minutos, a continuación incorpora la leche evaporada y mezcla bien, pasados 4-5 minutos retira del fuego. Pasa estos ingredientes al vaso de la batidora o de la Thermomix, incorpora un puñadito de hojas de cilantro y tritura, prueba por si es necesario rectificar de sal o pimienta y reserva en caliente.

 

En una sartén con unas gotas de aceite de oliva, haz el salmón primero por la parte de la piel hasta que esté bien tostada y crujiente, añade una pizca de sal y dale la vuelta, hazlo según el gusto de tus comensales, personalmente nos gusta crear una corteza crujiente que resulta muy sabrosa y dejar el interior poco hecho, muy jugoso.

 

Emplatado Una de las posibilidades para emplatar el Salmón con salsa cremosa de piña y tapioca de soja, es servir la salsa de piña y jengibre como base del plato, colocar sobre ella el salmón que coronarás con la tapioca de soja, y terminar espolvoreando un poco depimienta aleppo y decorando con unas flores o hierbas aromáticas. Esperamos que os guste.

 

 

gastronomiaycia.com