Confirmado /  

Sabemos que no somos perfectas. Y estamos al tanto de que las relaciones son difíciles, pero te aseguramos que, por más caóticas que estén las cosas, serle infiel a tu pareja NO es la solución a tus problemas

 

 

No te atreves a decirle a tu pareja que quieres intentar algo distinto: Si no le das la oportunidad de satisfacer tus necesidades en la recámara, nunca serás feliz sexualmente. Esto quiere decir que podrías llegar al punto de buscar ese ‘amor’ en otro lado.

  Hablas mal de tu pareja con tus amigas: Sólo deberías decir cosas buenas de tu pareja con tus amigas. Si siempre estás hablando mal ¿qué haces con él? Es obvio que no hay respeto en la relación, así que bien podrías engañarlo y no te sentirías mal al respecto.

  Tu edad termina en 9: Aparentemente las personas, cuya edad termina en 9 (29, 39 o 49), tienen más probabilidades de engañar a su pareja. ¿Por qué? Tal vez sea porque estas personas tienden a evaluar sus vidas (y cambiarlas) cuando se dan cuenta que están a punto de iniciar una nueva década.

  Le mientes seguido ¡y nunca se ha dado cuenta! Una vez que sabes que puedes mentirle y salirte con la tuya, ¿qué te detiene a seguir haciéndolo? ¿Qué tan lejos puedes llegar? Además, entre más le mientas, menos culpable te sentirás y hasta podría convertirse en parte de tu rutina.

  Te está gustando MUCHO tu compañero de oficina: Si conoces un chico con el que te sientes tentada a ser infiel a tu pareja, ¡aléjate! Pero si haces lo contrario y eliges pasar más tiempo con él… ya conoces cuáles van a ser tus intenciones.

  Empiezas a darte cuenta de todo lo que no toleras: Si no te gusta tu novio, ¡termina con él! Hay personas que deciden engañar para no terminar la relación, pero la infidelidad es más hiriente que decirle adiós.

 

 

Eme de Mujer