La Nacion / Alias Grace de la escritora Margaret Atwood. Con el crecimiento acelerado de los servicios de streaming y su urgencia por encontrar ficciones buenas y exitosas, cada vez son más las novelas adaptadas al formato serie o película. Por eso, ahora son las editoriales las que venden sus libros a través del atractivo de sus versiones televisivas, de Game of Thrones a 13 Reasons Why.

La popularización de los servicios de streaming ha modificado algunas reglas en el consumo cultural de historias. Hasta hace poco, lo habitual era leer un libro, enamorarse de él y luego esperar a que, quizás, con suerte, en algún momento, a alguien se le ocurriera convertir esa historia en una serie o un film. De ahí la frase “el libro es mejor que la película” que hoy, Netflix, HBO o Amazon mediante, puede convivir pacíficamente con su reverso: “la serie es mejor que el libro”, un argumento reiterado entre los seguidores de Canción de hielo y fuego , de George R. R. Martin, inspiradora de Game of Thrones .

El fenómeno pareciera contradecir a quienes haciendo futurología declaraban el fin de la literatura. El streaming ha provocado un paradójico regreso de los consumidores intensivos de series y películas a las librerías. ¿Por qué? Basta con observar la cantidad de novelas y de libros de ficción convertidas en fuentes de narraciones on demand . El cuento de la criada , de la escritora canadiense Margaret Atwood, por ejemplo, viene liderando la lista de los más vendidos después de la repercusión multiplicada por los muchos premios y la recomendación boca en boca de The Handmaid’s Tale , la adaptación televisiva de esa novela, que aún no se estrenó en nuestro país (lo hará a comienzos de 2018, por The Paramount Channel).

House of Cards, del escritor Michael Dobbs. Hoy, mientras las editoriales multinacionales se suben a la ola del streaming apurando traducciones y reeditando historias olvidadas, aprovechan el momento para promocionar autores y libros a partir de sus exitosas versiones fílmicas y televisivas aptas para consumir en cualquier lado. Aquí algunos de los mejores títulos que conforman, por ahora, esta suerte de “pequeña biblioteca Netflix”.

Los juveniles Por trece razones. Escrita en 2007 por el norteamericano Jay Asher, cuenta la historia del suicidio de la estudiante secundaria Hannah Baker a partir de una serie de grabaciones donde ella explica a distintas personas por qué decidió quitarse la vida. Con la problemática del bullying en primer plano, la cantante y actriz Selena Gómez produjo para Netflix su adaptación a una serie que fue muy exitosa y causó polémica, y que volverá a su pantalla en 2018. El libro fue editado por V&R Editoras.

Una serie de eventos desafortunados. Al contrario de la novela de Asher, los ocho libros escritos por Lemony Snicket, seudónimo de Daniel Handler, entre 1999 y 2006, no son tan sencillos de encontrar, debido a que -“desafortunadamente”- los volúmenes cinco y seis no fueron traducidos al español. La serie narra las desgracias a las que deben enfrentarse tres hermanos huérfanos que quedan bajo el cuidado de un hombre malo y desagradable. Los relatos tienen la virtud de la doble lectura como las películas de Pixar, una simple de entender para los niños y otra que no deja de hacer guiños de intertextualidad para el público adulto. El primero publicado en 1999 y el último en 2006. Tuvo previamente una versión cinematográfica con Jim Carrey, en 2004, donde se resumen los tres primeros volúmenes. Netflix se embarcó en el proyecto junto con el autor, que participó como productor. La primera temporada -hasta ahora la única estrenada- de ocho capítulos condensa las primeras cuatro novelas. La saga, de Editorial Montena, puede encontrarse nueva hasta el capítulo cuatro. El resto conviene rastrearlos por sitios y librerías de usados.

Las mujeres #Girlboss. Los rumores aseguran que Sophia Amoruso escribió este libro como una defensa ante posibles denuncias de maltrato y plagio. La biografía cuenta cómo Sophia, creadora de una de las primeras tiendas de ropa online , inició la aventura de vender prendas vintage por eBay hasta lanzar su propio sitio -Nasty Gal-, que, lamentablemente, quebró en 2016. Dos años antes Amoruso publicó su propia historia, a la que llenó de consejos y secretos personales. Si bien la emprendedora no tiene buena fama, el libro es útil como recurso para emprender iniciativas personales y para comprender mejor cómo funcionan los negocios de la moda. Con estos ingredientes y condimentos, Netflix apostó por este best seller del New York Times, que intentó clamar por el feminismo pero que al final sólo se ocupó más de los enredos amorosos de la protagonista (encarnada por Britt Robertson) que de la idea multimillonaria que creó. El libro sólo se puede encontrar en inglés en sitios de venta de usados.

Mindhunter nace del relato escrito por John Douglas y Mark Olshaker. Orange Is the New Black. Otra autobiografía de empoderamiento femenino pero de distinta índole: nada de moda ni de glamour, sino la estadía de un año de una chica bien en una cárcel de mujeres. Crónica de mi año en una prisión federal de mujeres fue escrito por Piper Kerman y estrenado en Netflix en 2013, con algunos cambios introducidos por su creadora Jenji Kohan y la misma autora. Pocos hubieran reparado en las memorias de Piper Kerman -Chapman en la serie, que el año próximo estrenará su sexta temporada- si no fuera por su adaptación, que superó largamente la historia del original. El libro de Editorial Booket fue traducido y se encuentra en cualquier librería.

Alias Grace. La reconocida escritora canadiense Margaret Atwood es conocida, entre otras virtudes, por el perfil feminista de sus novelas y ensayos. Cuando en 1985 publicó El cuento de la criada -por el que ganó dos importantes premios- seguramente no imaginó que la novela se convertiría en un best seller . Ni lentos ni perezosos, los ejecutivos de Netflix eligieron otra de sus obras para aprovechar el aluvión de fanáticos y el espíritu de época feminista del momento. Alias Grace (editado en 1996) sigue profundizando en el universo de las mujeres, pero en cambio de imaginar un futuro distópico, se traslada al pasado para contar un hecho real sucedido en 1843. Se trata de la historia de Grace Marks, una joven condenada a muerte por el asesinato de sus empleadores, en el contexto de un Toronto del siglo XIX repleto de oscuridad, opresión y misoginia. Se trata de una novela intimista basada sobre los diálogos entre una protagonista asesina y un psicólogo que intenta ayudarla. En la versión de Netflix, el relato se divide en seis capítulos, adaptados por la actriz y directora Sarah Polley. Gracias al éxito del streaming , la novela fue nuevamente catalogada en la Argentina después de años de ostracismo (Salamandra, $ 475), justo a tiempo para la visita de la escritora a nuestro país.

La política First they Kill my Father. Loung Ung nació en Camboya en 1970. Cuando tenía ocho años, el régimen de Pol Pot asesinó a su padre y a su hermana. Ella fue entrenada dos años como soldado hasta que logró escapar a los Estados Unidos. Desde entonces lucha por la libertad de los ciudadanos de su país. En este libro de memorias, la activista -que en 1997 recibió el Premio Nobel de la Paz- narra los recuerdos de la niña que fue durante el genocidio camboyano. Cuando se publicó en 2001 no tuvo mayor trascendencia. Este año fue reeditado con una portada compuesta por un fotograma de su adaptación cinematográfica, dirigida por Angelina Jolie, estrenada hace unos meses en Netflix y que es la candidata al Oscar por Camboya. Si bien la obra está traducida al español (Maeva) sólo puede conseguirse en librerías del exterior como Casa del Libro o Amazon.

The Sinner, de la novelista alemana Petra Hammersfahr. House of Cards. Ya no queda demasiado para decir de la exitosa serie de Netflix que parece haber concluido de manera estrepitosa con una multitud de denuncias contra su protagonista, Kevin Spacey, por acoso sexual. El escritor norteamericano Michael Dobbs es el autor de la novela en la que se basa la serie sobre las maquinaciones de un político en el poder. Publicada en 1989, tuvo su primera adaptación en 1990 cuando la BBC la convirtió en una miniserie. Netflix la eligió como su primer proyecto original en 2013 y fue desde entonces su título insignia. La novela, al igual que la serie, es un thriller político con poder, sexo y corrupción que se lee al mismo ritmo que se ve la serie, es decir, se devora. El libro está traducido al español pero sólo se consigue afuera y en casi todas sus distintas ediciones la portada cuenta su relación con la serie de Netflix.

El crimen Mindhunter. En este caso, el punto de partida es un libro de no ficción, Mindhunter: Inside FBI’s Elite Serial Crime Unit , escrito por John Douglas y Mark Olshaker. La investigación -editada en 1995- resulta atractiva debido a que se concentra en un momento clave de la historia del crimen: el inicio del profiling , la elaboración de perfiles científicos y psicológicos para analizar las conductas, las motivaciones y las personalidades de los criminales seriales. Douglas, uno de los autores, trabajó como agente del FBI y fue uno de los precursores de este nuevo paradigma de investigación: conocer la mente del serial killer para poder entenderlo y prever sus acciones. Convertido en ficción para Netflix, la serie sigue a dos agentes que en 1977 se dedican a entrevistar asesinos. David Fincher es uno de los productores y dirige los dos primeros y los dos últimos capítulos de la primera temporada. Sin traducción al español, la editorial Cornerstone ya sacó una nueva edición con el logo de la serie.

Suburra. La sangre de Roma derramada en la novela Suburra , de Giancarlo De Cataldo es la ficción sobre las que se basan la película y la serie homónimas, una historia, claro está, sobre la mafia italiana pero en clave contemporánea. Se trata de la primera serie producida por Netflix en Italia. El relato escrito por el juez del Tribunal de Roma De Cataldo describe el escenario de corrupción, crimen y mafia vinculados con el sexo, la iglesia y el estado a través de las biografías de sus tres protagonistas. Publicada en 2013, la obra tuvo una primera versión cinematográfica que Netflix convirtió en una serie de diez capítulos. La novela sólo se consigue en el exterior en italiano o en inglés a cargo de Europe Editions con su correspondiente sello en la tapa de Netflix Original Series.

The Sinner. En 1999, la novelista alemana Petra Hammesfahr publicó en inglés The Sinner , el relato de una mujer casada con un hijo, ama de casa con una vida aparentemente feliz que, de pronto y de la nada, asesina a un hombre durante una plácida tarde de playa. A partir de ahí, el lector peregrina junto con ella hacia los secretos más íntimos que guarda el inconsciente. Hammesfahr tiene publicadas unos veinte títulos de novela negra reconocidos en su país. La adaptación a cargo de Netflix mantiene el suspenso y los misterios de la historia original, aunque hace algunos cambios estéticos: Cora Bender es en la serie Cora Tannetti, la canción clave en cambio de ser escuchada en un grabador ahora proviene de un celular, la acción sucede en una pequeña ciudad de Nueva York y no en Alemania y, por último, la novela contiene escenas de sexo mucho más explícitas que la serie. Penguin ya reeditó el libro con Jessica Biel -protagonista de la serie- en la tapa. La traducción al castellano se titula El pecado .

El terror Stephen King. Sin dudas, 2017 ha sido el año de las adaptaciones para el reconocido novelista del terror, pero, al parecer, ninguno de estos intentos ha logrado halagos de la crítica. Tanto El juego de Gerald , en formato telefilm, como la serie La Niebla , fueron adaptados este año por Netflix.

El amor Nosotros en la noche. Esta es la novela póstuma del escritor norteamericano Kent Haruf, conocido por el best seller Plainsong -o La canción de la llanura , en español-. La escribió estando enfermo y la entregó días antes de su muerte en 2014, por eso, nunca llegó a verla publicada ni supo que vendió miles de ejemplares. La historia de Haruf comienza cuando una mujer visita a su vecino, los dos grandes y jubilados, que como consuelo de la soledad deciden dormir juntos para evitar la angustia del anochecer. Netflix eligió a una de las mejores parejas de Hollywood para protagonizar su adaptación: Robert Redford y Jane Fonda. La novela está traducida al castellano y editada por Random House.

En esta nota: Literatura Netflix LA NACION Espectáculos Cine