YoyoPress / Si quieres conseguir una estupenda noche teniendo sexo “salvaje” sigue estos consejos que te pueden funcionar para ese momento de intimidad.

1. D ile a tu pareja justo lo que deseas obtener, así sea algo que tenga que ver con nalgadas:

Nunca está de más puntualizar lo importante que es tener una conversación con tu pareja antes de tener sexo; para conocer límites y asegurar que queden claros.  Cuando le digas a tu pareja,”quiero que me amarres y me lo hagas así”, dile qué tan apretado lo quieres, y la posición en la que te gustaría que te lo hiciera.

2. Los juguetes sexuales son buena opción:

Tienes que prever la situación. Tener todo listo para que cuando lo pidas, le des todo lo que necesita para hacerte pasar un buen rato.

3. ¿Cómo empiezo?:

Que te jale el pelo, que te amarre las muñecas, o te tape los ojos, son algunas de las más populares.   Investiga y experimenta las que te podrían gustar.  En caso de que no sea de tu agrado, lo único que tienes que hacer es decirle a tu pareja.

4. No tengas miedo para poner límites:

Si de repente, una vez que ya estés dentro, te das cuenta de que eso no es para ti, o lo están haciendo demasiado rudo para tu gusto, que no te de pena pedirle a tu pareja que pare. No te aventures a probar sexo salvaje si no te sientes segura para comunicarte con toda confianza con tu pareja.

5. También te puede gustar más rudo:

Normalmente, si tu pareja se preocupa por ti, comenzará de manera muy suave cuando le digas que lo quieres más rudo, porque no te querrá lastimar.  Sí no estás obteniendo lo que quieres, comunícalo. “¿Puedes hacerlo un poco más rudo?”. Ellos no tienen manera de saber que lo están haciendo bien o mal, a menos de que tú les digas.

6. Sabrás que lo están haciendo bien porque te vendrás muy rápido:

Acuérdense de lo que funciona y lo que no, lo que les gusta y cómo les gusta. Una vez  que hayan agarrado la idea, el sexo será increíble.

7. Prepárate para ser “ruda” también

Cuando pones las cartas sobre la mesa, significa que no sólo uno pondrá de su parte. El juego siempre es de dos, y si los dos hablan de lo que quieren, será lo mejor que le pueda pasar a tu vida sexual.

Mujer de 10