La Razon / “Sabemos que tenemos que hacer algo que sea mejor que todo lo que se hizo en comedias. No podemos ser peores”, dice Ashton Kutcher, mientras juega estrujando una botella de agua vacía. La ansiedad por el estreno de su gran apuesta parece difícil de controlar para esta figura de Hollywood que está demasiado acostumbrada al éxito. El tipo es una verdadera estrella, elegido como una de las 100 personas más influyentes del mundo, según la revista Time, y una de las celebridades más poderosas por Forbes. Tiene una extensa trayectoria en televisión y en cine, pero ahora con este nuevo trabajo, sabe que está arriesgando mucho.

En una nueva plataforma, con algunos cambios a la clásica estructura de la sitcom y con una importante inversión,”The Ranch”, la serie que estrena Netflix y por cual Kutcher vino especialmente a Buenos Aires, no tiene nada que ver con lo que hizo hasta ahora. Tal vez ese temor al fracaso sea lo que explique su cara de dormido y la seriedad en su semblante.

Vestido con un pantalón negro, remera blanca y sueter gris, entró al cómodo salón del Hotel Four Seasons acompañado por su tropa de mujeres, encargadas de asistir cualquiera de sus intereses. Saludó con la mano, se presentó (como si hiciera falta): “Hola, soy Ashton” y enseguida le dio lugar a su ladero, Danny Masterson. Es el co-protagonista en la serie y un amigo de años de Kutcher. Juntos dieron sus primeros pasos en aquel éxito que fue “That 70’s Show”, que rápidamente los catapultó a la fama y que los transformó en cercanos compañeros. Casi una década más tarde decidieron volver a juntarse para este proyecto. “Tuvimos muchísimo éxito con ‘That 70’s…’, pero no estamos pensando demasiado en eso. Uno trata de hacer las cosas lo mejor que puede y no estamos preocupados por lo que pasó antes. Pero sí, queremos que sea algo mejor”, analiza Masterson.

-¿Cómo se maneja esa presión?

-El negocio cambió y la gente tiene distintas maneras de consumir entretenimiento, hay muchas formas de divertirte, hay mucha competencia con Facebook, redes sociales, otros programas, juegos de video… Lo único que podés hacer es tratar de crear algo que sea valioso durante 30 minutos, y nosotros apuntamos a eso porque es todo lo que podemos hacer. Hoy, Netflix es un nuevo canal en el que se ve a gente que se comporta igual que cualquier persona normal, el público ve algo que sucede realmente. Eso es lo que este programa es, es la evolución de las sitcoms.

En “The Ranch” se ve bastante de la vida de Kutcher cuando su nombre todavía no era Ashton, sino Chris (decidió cambiarselo cuando arrancó en los medios) y su historia parecía muy lejana a los millones que cuenta hoy. Una familia en crisis porque el negocio familiar no funciona y un Colt (el personaje de Ashton) que, tras fracasar en el mundo del fútbol americano, vuelve a su casa con el ánimo por el piso. Su padre lo pone a trabajar de inmediato en el devaluado rancho. En su vida real el actor tuvo que trabajar desde chico, en especial en trabajos de campo y la familia quedó marcada por los problemas de salud de su hermano mellizo, Michael. Además, mientras estudiaba, Ashton jugaba al fútbol en su escuela.

Ante tanto conflicto, escapó del mundo familiar y terminó encontrando en la moda su escapatoria. Rápidamente llegó la tele y la fama le cambió todo, pero ahora, dice, tiene otras prioridades: “Una de las razones por las que decidimos hacer este show y en este formato es porque podemos hacer las cosas a nuestro modo. Acomodar los horarios y manejarnos como queremos para pasar con la familia el tiempo necesario. Ahora las prioridades son otras, ya no queremos estar trabajando 18 horas al día en un show en la otra punta del país. Eso termina cargando de un peso increíble a tu relación con tus hijos y tu mujer. Elegimos cambiar para manejar las cosas a nuestro modo”.

Mucho más maduro que aquel galán que arrasaba con todo en Hollywood, ya con 38, Kutcher luce la alianza brillante (casado con Mila Kunis, con quien tiene a su hija Wyatt), se muestra fuertemente en contra de Donald Trump, las corporaciones y los grandes medios. A su vez critica el sistema que rige en la pantalla chica: “No importa qué pase las grandes marcas siempre se meten y deciden qué hacer en los programas”.

-¿Netflix cambia algo de todo ese sistema que marcas?

-Totalmente, ahora apretás un botón y no hay más publicidad, tu mano tiene entretenimiento. Además, no te están vendiendo nada y estás pagando por productos de calidad. Ellos contratan actores y los dejan trabajar, entonces uno sabe que si hace algo mal simplemente pasa, pero si está bueno todo el mundo lo verá.Netflix nos permite hacer algo que no tenga nada que ver con lo que se hizo hasta ahora, queríamos que esta serie fuera distinta a todas.

La apuesta, “El Rancho”

Ashton Kutcher encarna a Colt, un jugador de fútbol americano que, tras una carrera frustrada, decide volver a la casa de sus padres. Allí lo espera un negocio familiar en crisis, un hermano celoso y un padre apático. El elenco cuenta con Danny Masterson, Sam Elliott y Debra Winger.