El Nuevo Día / Con sus identidades ocultas detrás de máscaras y disfraces los ciudadanos tienen permiso del gobierno para cometer toda clase de crímenes sin preocupación de ser detenidos ni procesados judicialmente. (Suministrada) Los estrenos de cine en Estados Unidos suelen efectuarse los viernes, mientras en Puerto Rico, tradicionalmente ocurren los jueves. Sin embargo, la cinta de terror ” The First Purge ” llegará a las salas de cine en ambos mercados este miércoles para coincidir con la celebración del feriado del 4 de julio.

El otro estreno comercial de la semana, la cinta de Marvel ” Ant-Man and the Wasp “, no aprovechará este fin de semana feriado extendido y estrenará el 5 de julio.

“The First Purge” llega como la precuela de esta franquicia que comenzó en 2013 con “The Purge” y que continuó con “The Purge: Anarchy” (2014) y “The Purge: Election Year” (2016). Las tres primeras películas fueron escritas y dirigidas por James DeMonaco, mientras que esta última entrega cuenta con el guion de DeMonaco pero fue dirigida por Gerard McMurray, quien debutó como director con “Burning Sands” (2017) y fue productor ejecutivo de la aclamada “Fruitvale Station” (2013). En ambas cintas prevalecen los tema del culto a la violencia, la diferencia de clases sociales y el racismo dentro de los Estados Unidos. En este sentido “The First Purge” no dista de los proyectos previos de McMurray.

La premisa de las cintas “The Purge” transcurre en un escenario distópico donde los Estados Unidos cuentan con un día feriado en el que, por espacio de 12 horas, los ciudadanos pueden realizar todo tipo de delito -incluyendo asesinato y violación- sin preocuparse de ser acusados ni procesados judicialmente por cometer estos. Claro está. Las personas con mejores recursos económicos pueden refugiarse en sus residencias, convertidas en fortalezas a prueba de que nadie pueda tener acceso a ellos para “celebrar la purga”.

Los pudientes también tiene acceso a mejores armas. Las personas sin hogar o con menos recursos son, por consecuencia, presas más fáciles.

En “The First Purge” como sugiere el título, la audiencia se enterará de cómo y por qué nació este nuevo “día de fiesta” en Estados Unidos. De hecho, el lema que domina el afiche del largometraje lee: “Se testigo del nacimiento de una tradición americana”.

En este película de Blumhouse y Universal Pictures, Staten Island, conocido en la vida real como el distrito olvidado (“the forgotten borough”) de Nueva York, ha sido seleccionado por el gobierno estadounidense como terreno de prueba -y sus residentes como conejillos de indias- para experimentar con el concepto de efectuar una purga social entre ciudadanos.

“Por ser una isla es un escenario ideal para efectuar un experimento social controlado como ‘The Purge’. Quieres mantenerlo encerrado, contenido. No quieres que se salga de control” , explicó Sébastien Lemercier, productor del filme al diario digital Quartz.

En la cinta, la idea de la purga es planteada al gobierno por “The Architect – Dr. Updale” una sicóloga, interpretada por Marisa Tomei, luego de analizar el comportamiento humano a través de la historia.

Como si se tratara de un reflejode la realidad, la trama de la película, donde la tensión racial prevalece, transcurre específicamente en Park Hill, un vecindario de Staten Island habitado predominantemente por afroamericanos y con comunidades crecientes de hispano y asiáticos. Es actualmente uno de los vecindarios con mayor diversidad racial dentro de Staten Island, donde la población es mayormente blanca.

Vale la pena tomar en cuenta que James DeMonaco creció en Staten Island.

En “The First Purge” también se plantea la diferencia socioeconómica dentro del mismo estado de Nueva York, pues se enfatiza en como los residentes más adinerados de Manhattan observan el evento, desde la comodidad y seguridad de sus viviendas en multipisos de lujo altamente asegurados.

Por otra parte, algunos residentes de Staten Island que quieren huir de la purga antes de que comience, buscan refugio en Brooklyn y New Jersey, pero son seducidos por representantes del partido político en el poder, llamado New Founding Fathers of America (Nuevos padres fundadores de América), para que permanezcan a cambio de $5 mil dólares.

Quienes se quedan en Staten Island reciben aparatos localizadores y gafas especiales que graban sus movimientos y experiencias, para el disfrute de quienes observan “el nuevo feriado” desde un lugar distante y seguro.

A la pregunta de por qué se seleccionó a Staten Island para ubicar la acción del filme, Jason Blum, productor de Blumhouse, explicó a Quartz: “En la película recibes una respuesta distinta dependiendo de a quién le preguntas. Los ‘Founding Fathers’ dicen que el experimento se realiza allí porque se trata de una isla contenida cerca de una ciudad grande. Pero la verdadera razón es porque ellos tienen una agenda secreta, que realmente es generar una guerra de clases con la que logran que los pobres se maten unos a otros”.