El Tiempo /  “Divorce” es la nueva comedia de HBO, una serie protagonizada por Sarah Jessica Parker y Thomas Haden Church y que estrenó, ayer a las 11:00 pm, una temporada de 10 capítulos, simultaneamente en Estados Unidos y Latinoamérica.

Church (nominado al Oscar por “Entre Copas”) hace el papel de Robert, el marido de Frances (Parker), que intenta lidiar con el fracaso de su matrimonio.

En una entrevista exclusiva, reveló que aceptó el reto de “Divorce” por influencia de la misma Sarah Jessica Parker.

-¿Qué lo atrajo de la serie y para hacer su personaje, Robert?

-No sería correcto de mi parte no decir que fue por Sarah Jessica Parker. HBO ya me había ofrecido algunas otras cosas y nunca lo había pensado muy seriamente, pero Sarah Jessica me buscó personalmente, porque ya habíamos trabajado juntos, y nos caemos bien. Ella me dijo: estoy haciendo esto, con estas personas y me gustaría que participaras. Leí el guión, tuve algunas ideas, entregué un montón de anotaciones y ellos reescribieron el texto. Después me dijeron que habían ampliado algunas de mis ideas y me gustó, vi que el trabajo sería realmente colaborativo.

-No había hecho TV en mucho tiempo, ¿cierto?

-Sí, hacía 20 años. Había rechazado hacer series de otros canales y, para ser sincero, decía que no me veía volviendo a la televisión. Los primeros 10 años de mi carrera fueron prácticamente definidos por la pantalla chica. Ahora vivo en Texas, entonces cuando surgió esta propuesta a comienzos de 2015, y tenía ese vínculo personal con Sarah Jessica, pensé, ‘ok, puede ser’.

-¿Qué hay de especial en la serie “Divorce” para lograr su regreso?

-Para mí quedó claro durante la filmación del piloto que estaban armando un equipo de personas con características excelentes y únicas. Me interesó volver y trabajar en una serie que combina cosas divertidas, tristes, patéticas, momentos de enfrentamiento, pero en la que también hay momentos dolorosos, delicados con nuestro hijo, nuestra hija, con Frances. Quería, en la serie, simplemente vivir la vida de un ser humano real.

-¿Qué lo hace tan adecuado para el papel de Robert?

-Cuando leí el guión, comencé a imaginar cómo era él antes, cómo podría ser después, y cómo podrían ser las dinámicas. Entonces comencé a descubrir qué iba a funcionar para crear esa vida. Cuando comencé a filmar, yo era sólo Robert. Nadie nunca me vio traer el celular al estudio. Nunca me vieron con nada de mi vida personal.

-¿Por qué hace una separación tan rigurosa entre usted y el personaje?

-Me convertí en actor por ósmosis. Trabajé en publicidad, y eso me llevó a una carrera en la locución. Hice una prueba, trabajé en un estudio durante tres semanas, interpreté a un personaje. Quedé contento, me mudé a Los Ángeles. Ahora simplemente lo hago con mi facilidad para componer personajes, y espero que ellos sean verosímiles y no tontos.

-¿Cuánto de lo que se ve en la pantalla estaba en el guión y cuánto es fruto de la improvisación?

-Desde el comienzo, durante el piloto, hice sugerencias para las escenas. No escribí, pero presenté una idea completa. Sarah Jessica también dio ideas, y siempre que estábamos filmando seguíamos haciendo ajustes. Fue así desde el comienzo.