Confirmado / Desde hace algunos meses, la copa menstrual ha sido tema de discusión tanto por las personas que la utilizan como por los que desconocen sus principales características. Según el sitio Belelú estas son las seis ventajas principales:

 

Son amigables con el medio ambiente

A diferencias de las toallas sanitarias o los tampones, las copas menstruales están hechas de silicona de calidad médica, lo que asegura que son hipoalergénicas y que no habrá problemas al entrar en contacto con una parte tan íntima de tu cuerpo. Además, son reutilizables.

 

Ahorras mucho dinero

Comprar compresas no es muy económico. Pero en el caso de la copa menstrual requiere una inversión inicial algo poco mayor, pero al segundo mes de uso ya habrás recuperado todo lo gastado. Eso sí, hay que reemplazar la copa cada año.

 

Son cómodas

La copa menstrual es muy cómoda. Puede que al principio cueste ponerla, pero después va ser muy sencillo. Una vez que la pones correctamente ni siquiera notarás que está ahí.

 

Permite que estés en contacto con tu cuerpo y tus ciclos

Usarla te permite conocer más sobre tus ciclos y sobre la realidad de tu flujo, algo que usando una toalla o un tampón no podrás saber.

 

No necesitas cambiarte tan a menudo

Dependerá de tu flujo y el tipo de copa que uses, pero los rangos contemplan que debes vaciar tu copa de dos a tres veces al día, es decir, cada 6 a 8 horas.

 

Es poco probable que se te pase 

La buena noticia es que ya puedes volver a clases de yoga, natación o pilates sin estar pensando a cada rato si se te habrá pasado.

 

 

 

Por  Katherine Mendoza

Eme de Mujer