Confirmado / Montar en bicicleta puede causar una gran reducción en la sensibilidad genital y especialmente cuando el manubrio es más bajo que el asiento.

Esa fue la conclusión de una investigación que se llevo a cabo por los investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale en Estados Unidos.

Otros estudios también han indicado que montar en bicicleta afecta seriamente la salud de los hombres, causando trastornos genitales y disfunción eréctil.

Pero ¿cómo este ejercicio puede dañar la salud sexual? Esto se debe principalmente a la presión que ejerce en el asiento de la bicicleta en la zona íntima.

Según los expertos el asiento de la bicicleta comprime el área del perineo, la región anatómica que comprime el piso de la pelvis, entre el año y el escroto. Al comprimir esta área las arterias y nervios se van dañando, provocando que el funcionamiento sexual se deteriore con el tiempo.

Durante el estudio las mujeres que participaron realizaban trayectos de al menos 16 kilómetros a la semana en la bicicleta.