Confirmado / Existe una teoría que afirma que, a más cantidad de colores consumidos al día, mayor seguridad hay de tener una alimentación más sana. Dicha forma de comer alimentos coloridos ha sido impulsada por James Joseph, un especialista del Centro de Investigación sobre la Nutrición Humana del Departamento de Agricultura en los Estados Unidos.

 
Su propuesta está basada en el contenido de las distintas sustancias de verduras y frutas. Los alimentos más coloridos causan un efecto saludable a la salud, según informó.

Es por ello que los alimentos de color verde, por ejemplo, son ricos en luteína, potasio, vitaminas C y K y ácido fólico.

Los alimentos verdes también son excelentes por su alta cantidad en ácido fólico. Son ideales para consumir durante el embarazo, pues ayudan a reducir el riesgo de malformaciones fetales. También sirven para adelgazar, un beneficio en el que nos centraremos hoy.

– Espárragos. Son un excelente diurético. Favorece al buen funcionamiento del metabolismo y ayuda a combatir el colon irritable.

 
– Chiles. De acuerdo con David Heber, de la Universidad de California en Los Ángeles, esta sustancia eleva la temperatura del cuerpo, por lo que facilita la quema de grasa corporal.

– Manzanas. Además de tener mucha agua, son ricas en pectina, un componente ideal para desintoxicar el organismo y evitar el colesterol malo.

 
– Peras. Tienen un buen contenido de calcio, hierro, potasio y son bajas en sodio, lo que evita la retención de líquidos. La fibra que contienen ayuda a quemar grasa.

– Aguacates. Un alimento rico en grasas saludables. No sólo tiene niveles altos de grasas monoinsaturadas, sino que también está lleno de vitaminas, minerales, micronutrientes y antioxidantes.

– Brócoli. Excelente quemador de grasa. Esto se debe a que contiene vitamina C así como fibra dietética.

– Kiwis. Son ricos en vitamina C, ayudan a mejorar el sistema inmune y contribuyen a bajar los niveles de insulina de forma natural.