El Heraldo / Esta década se ha caracterizado por el incremento de los hábitos saludables como llevar una dieta balanceada y hacer ejercicio. A medida que ha crecido esta filosofía de llevar un estilo de vida sano, las empresas de la industria alimentaria se han visto en la obligación de adecuar sus productos para los nuevos requerimientos de los consumidores. Es por esto que ahora existen un sin número de productos bajos en calorías, desde galletas, bebidas y chocolates, entre otros.

Una de las razones por las cuales un alimento se considera bajo en calorías es porque está hecho sin azúcar y, por su parte, ha sido endulzado con algún tipo de edulcorante como estevia o sucralosa (Splenda), que son considerados sustitutos del azúcar. Pero, ¿cómo están compuestos?, ¿son naturales y buenos para la salud?. Expertos responden a estos interrogantes y explican los tipos de endulzantes que existen.

Laura Piedrahíta, coach nutricional, cuenta que lo primero que se necesita saber es que un edulcorante es toda sustancia, natural o artificial, que modifica el sabor de los alimentos ácidos o amargos. Es decir, el azúcar está incluida es la lista, pero como un tipo de edulcorante natural con alto valor calórico.

La miel, la panela y el azúcar de coco también son considerados como sustitutos del azúcar refinada; sin embargo, existe otra categoría que son los edulcorantes artificiales, que son de bajo contenido calórico.

La nutricionista Marcela Ortega, coordinadora de Primera Infancia de la Fundación Nu3, señala que los edulcorantes artificiales son aditivos alimentarios que confieren sabor dulce a los alimentos, pero que proporcionan menos calorías que el azúcar común, por lo que se les llama “sustitutos del azúcar”.

Piedrahíta explica que el azúcar es vista como una fuente endulzante carente de beneficios nutricionales. Además, ?tiene efectos adversos en nuestro organismo como la elevación de la insulina. Su alto consumo es considerado uno de los factores de riesgo para padecer diabetes tipo dos, relacionado con predisposición a síndrome metabólico y además un ciclo de adicción?.

La coach nutricional afirma que por esta razón los edulcorantes artificiales han hecho su aparición como una alternativa saludable, para evitar el consumo elevado de azúcar. ¿Pero de verdad son saludables?

Más comunes

Piedrahíta asegura que entre los edulcorantes más comunes se encuentran la sucralosa (Splenda), aspartame, polialcoholes como el xilitol y algunos naturales como la estevia (proviene de la planta de estevia).

Sin embargo, “aun cuando se mercadean como endulzantes seguros, incluso para el consumo de pacientes diabéticos, hay estudios que indican que, por ejemplo, la Splenda contiene azúcares en forma de dextrosa y malto dextrina en su composición y que para efectos de la venta, se empacan en cantidades donde su contenido pueda ser llevado a cantidades de cero gramos y así no se viole ningún tipo de norma de alimentación y el consumidor no se percate del contenido real”.

En el caso de la estevia empacada, Piedrahíta señala que esta contiene por lo general algún tipo de estabilizador, el más común es el polialcohol eritritol, para poder obtenerla pulverizada de apariencia similar al azúcar. ?Este polialcohol es considerado seguro y aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE UU (U.S. Food and Drug Administration, FDA) y contiene muy pocas calorías?.

Sin embargo, la coach nutricional afirma que existen otros polialcoholes como el maltitol, que se asocia a problemas gastrointestinales cuando su consumo es muy elevado. ?Es por esto que la recomendación siempre será consumir la estevia de forma natural (en hojas) o moderar su consumo?.

¿Son seguros?

Uno de los interrogantes más frecuentes es acerca de la seguridad de estos edulcorantes. Piedrahíta afirma que la FDA regula su uso y advierte acerca de la moderación en su consumo. De los edulcorantes aprobados están el neotame, el más reciente; sacarina, usada por primera vez en 1879; aspartame, aprobado en 1988 y sucralosa, aprobada en 1998.

“Estos edulcorantes son considerados seguros; sin embargo, en temas de alimentación y nutrición nada es blanco o negro, y bien podrían presentarse casos de consumidores con mayor sensibilidad a algunos componentes y experimentar algún efecto adverso al consumirlos, es por esto que se advierte que se debe manejar equilibrio y moderación en la alimentación”, dice Piedrahíta.

Según la FDA

Los edulcorantes aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU  (U.S. Food and Drug Administration, FDA) son:

– Neotame. Fue aprobado en 2002.

– Sacarina. Usada por primera vez en 1879.

– Aspartame. Aprobado en 1988.

– Sucralosa. Aprobada en 1998.