@TipsFemeninos // Tips para tener más energía // Miami. La gran mayoría de los estudios indican que gran parte de las personas que trabajan superan los horarios de 8 horas y pueden llegar a trabajar hasta 10 u 11 horas diarias de Lunes a Viernes, trabajando entre 55 a 60 horas por semana. Debido a esto, existe un desgaste de energía y los días se hacen más largos, por ende la mayoría tiende a recurrir a químicos y bebidas energéticas para incrementar la energía y estimular el organismo para “rendir” en el trabajo.

A continuación te presentamos en este artículo métodos efectivos para incrementar la energía sin necesidad que utilizar químicos. Estas técnicas te ayudaran a incrementar la energía y motivación que necesitas para rendir en tu jornada laboral sin maltratar tu salud física y mental:

  1. Desconectarse de las pantallas y luces antes de dormir: Para asegurarnos de poder dormir bien y calidad, debemos evitar tener contacto con pantallas por un mínimo de una hora, recomendadas dos horas, antes de dormir, todas las noches. Mejor aún, cuando te despiertas, trata de evitar mirar tu celular o teléfono por unos 30 minutos a una hora. Sentirás mucha más relajación, más energía, eliminando esas interrupciones de energía (combinadas con sueño) al mediodía.
  2. El desayuno ideal: Tu cuerpo no necesita 1000 calorías en la primera comida de la mañana basta con una fruta y un gran vaso con agua para que que tengas mayor rendimiento que una dona glaseada llena de azúcar. Se recomiendan pequeños “snacks” durante la mañana, que te mantendrán motivado y con energía, hasta que llega la hora del almuerzo.
  3. Visualiza tu día con metas específicas: La visualización es una técnica poderosa, utilizada por muchas de las personas más exitosas del planeta. La mente humana llega a procesar miles de imágenes más rápido que cualquier otra forma de estímulo, hasta el punto que si te visualizas completando una tarea o meta diaria, tu organismo responde automáticamente, más efectivo, más motivado, con más energía y determinación para lograrlo en menor tiempo.
  4. Dale a tu “después del mediodía” un buen inicio: Está comprobado, que en algún momento, tu mente se va a distraer. Ya sea por una tarea repetitiva o cansancio de mediodía, es posible que encuentres difícil mantener el ritmo de trabajo que tenías la mañana, en la segunda parte del día de trabajo. Cambiar de ambiente, ir a caminar, conversar con un colaborador o incluso de subir y bajar escaleras puede interrumpir ese cansancio que puedas sentir y hacer una función de reinicio de día a partir de la entrada después del mediodía y después de tu almuerzo, incrementando energía y manteniendo la motivación.

@TipsFemeninos