@TipsFemeninos // Tips para cuidarte sin pastillas // Miami.  Acá te tenemos las repuesta. Resulta que para evitar un embarazo, aparte de las pastillas, el preservativo sigue siendo la primera alternativa más sencilla y económica entre los métodos de barrera, además de que tiene la enorme ventaja de prevenir infecciones de transmisión sexual. Aunque muchos hombres todavía se resisten a usarlo, es confiable y seguro, pero depende de que se coloque correctamente, explica Ciro Quevedo Añez, coordinador del posgrado de Endocrinología Ginecológica y Reproducción Humana de la Maternidad Concepción Palacios. ?Pero si el condón se usa con intermitencia, o si se coloca en medio o al final del acto sexual, existe la posibilidad de que ocurra la fecundación.

En la mujer, los dispositivos intrauterinos son una opción. ?Todavía se usa la T de cobre, pero solo se recomienda en pacientes que hayan tenido hijos. Requiere un control semestral o anual para verificar que el aparato está en su sitio, porque puede moverse y no ser tan eficaz?, indica el experto. ?Es un método que cumple la función de barrera y, además, promueve un proceso inflamatorio en el endometrio que hace que no se implante cualquier posible embrión. Como puede incrementar el riesgo de enfermedades pélvicas, afecta la fertilidad a posteriori. De allí que no se recomiende en pacientes nulíparas. También hay otro DIU ?en este caso libera hormonas? que produce un proceso inflamatorio. Libera un progestágeno que inhibe la ovulación y dura cinco años.

A falta de parches anticonceptivos, los implantes pueden ser útiles. Son varillas del tamaño de un fósforo que se insertan en el brazo y liberan hormonas que inhiben la ovulación. Su desventaja es que pueden producir sangrados irregulares, pero tienen una alta eficacia. ?También existe la alternativa de usar un anillo intravaginal que libera dos hormonas. La misma mujer puede insertárselo, lo deja tres semanas y luego se lo saca para descansar una semana. Generalmente es bien tolerado?.

Los anticonceptivos inyectables de solo progestágeno se aplican trimestralmente. ?En realidad no es de los métodos más modernos; producen efectos colaterales en el peso y la retención de líquido, y el retorno de la fertilidad puede tardar hasta 18 meses?. Si decide cambiar de método, consultar con su ginecólogo le ayudará a encontrar el más indicado de acuerdo con sus necesidades.

¿Y si cambio de marca?

Cuando se toman anticonceptivos orales y se requiere cambiar de marca a falta de la habitual, el experto señala que es recomendable conservar el mismo régimen. ?Si tomas pastillas del régimen 21/7 de 30 mcg (21 pastillas con 7 días de descanso), lo ideal es que las siguientes mantengan esa regularidad, en lugar de saltar directamente a un régimen de 24/4 de 20 mcg. Aunque el tipo específico del progestágeno no sea idéntico en las dos marcas, hay que procurar que por lo menos la dosis y la frecuencia sean las mismas.

Fuente: El Nacional