Confirmado / Por años, el azúcar ha sido apodado como ?dulce veneno?, e incluso hay quienes aseguran que es tan adictiva como los cigarrillos y la cocaína.

Según la OMS, la ingesta diaria de azúcar no debería ser mayor al 10% de las calorías que una persona consume. Sin embargo, hay muchos que no siguen ni siquiera un poquito de cerca esa recomendación y continúan endulzando sus comidas en exceso.

Si te considerás adicta al azúcar, pero quieres alejarla de tu vida, aquí compartimos 10 consejos que fueron publicados hace algunos días por ?The Huffington Post UK?. ¡Ojalá te sirvan?

 

1. No te apures

 

  Si estás acostumbrado a comer alimentos muy dulces, tus papilas gustativas ?se darán cuenta? de inmediato si dejás de comer azúcar de un día para otro. Por esto, lo mejor es ir reduciendo su consumo de forma paulatina, un poco cada día.

 

 

 

2. Lee las etiquetas

 

  Hay alimentos que es sabido que tienen azúcar, como los chocolates y los caramelos. Sin embargo, hay otros que la tienen escondida, como ocurre con algunas pastas o incluso el pan. Por esto, un buen consejo es leer la información nutricional de los alimentos, para así elegir aquellos que tengan un menor contenido de azúcar.

 

 

  3. Dejá los refrescos

 

 

  Si acostumbrás a tomar varias bebidas durante el día, debés terminar con ese hábito para alejar el azúcar de tu vida. La opción más saludable que tienes es el agua, pero si no te gusta su sabor, puedes probar con infusiones que ojalá contengan azúcares naturales.

 

 

 

4. Mantené equilibrados tus niveles de azúcar en sangre

 

 

  Cuando tu nivel de azúcar en sangre está bajo, es probable que sientas ansiedad por comer algo dulce. ¿Cómo puedes evitar que te ocurra eso? Existen varias maneras de hacerlo, por ejemplo: ? Consumí carbohidratos de absorción lenta. ? Siempre mezclá proteínas con carbohidratos. ? No picotees y acostumbrate a comer tres comidas al día. ? Desayunoá siempre, incluso si no es lo primero que hacés después de despertar.

 

 

5. Reducí el azúcar de tus recetas

 

  Si cocinás un panqueque, por ejemplo, no es necesario que utilices toda la cantidad de azúcar que se indica la receta, sino que puedes fácilmente reducirla a la mitad. Y si temés que vaya a quedar desabrido, podés agregarle un poco de vainilla o almendras.

 

 

 

6. Si te gusta el chocolate, eligí el negro

  Para esos bajones de azúcar de después de almuerzo, comer un trozo de chocolate es lo ideal. Pero no cualquier chocolate, sino que aquellos con alto contenido de cacao, que por lo general tienen menos azúcar y más antioxidantes.

 

 

7. Monitoreá tu consumo de alcohol

 

 

El alcohol es una de las peores fuentes de azúcares, en especial los licores y cócteles. Por esto, si querés hacer combinaciones, no uses bebidas gaseosas. Y si no querés dejarlo, seguí tomándolo, pero reemplaza los otros líquidos por agua mineral con gas.

 

 

8. Sacá el azúcar de la mesa

  ?Si no está, no existe?. Esta frase es aplicable a muchas cosas, incluso al azúcar. Si no la ves sobre la mesa, sentirás menos tentación de endulzar en exceso lo que comes.

 

 

9. ¡Ojo con los sustitutos!

  Si vas a reemplazar el azúcar por un endulzante, lo mejor es hacerlo por la estevia pura o el xilitol. Aunque este último es muy bajo en calorías y tiene un impacto mínimo en los niveles de azúcar en sangre, si se consume en exceso puede provocar problemas estomacales. También debes tener cuidado con la miel o el agave, ya que aunque son alternativas más saludables para endulzar, son muy altos en fructosa.

 

 

10. Sé realista

  Si te reconocés adicto al azúcar, no esperes alejarla de tu vida de un día para otro. De hecho, debes ser realista: no podrás dejarla a corto plazo. Teniendo eso claro evitarás desanimarte y tener recaídas.

 

 

 

Eme de Mujer

(El Mercurio, Chile, GDA)