@TipsFemeninos // Tips para mantenerte después de los 40 // Miami. La gente tiende a evadir la actividad física después de los 40 años ya sea por el miedo a lesiones inesperadas o por el hecho de no tener rutinas que generen metas a largo plazo. Sin embargo, expertos entregan claves para tener en cuenta cómo ayuda el ejercicio físico en la vida diaria de alguien que permanece todo el día frente a un escritorio, y cómo cambian sus hábitos al incorporar una rutina eficiente de bajo impacto en su diario vivir.

Camina más, y más rápido

Es difícil desglosar los beneficios de una buena caminata, pero lo es más aun encontrar algún tipo de razón para no hacerla. El reporte de la Asociación de Senderistas por el Cáncer de la Universidad de Macmillan, encontró que si cada persona de Inglaterra caminase 30 minutos al día, más de 37 mil vidas se salvarían al año. También recorta los riesgos de sufrir diabetes tipo II y enfermedades cardiacas, como también ha demostrado que una caminata con ritmo moderado previene el riesgo de sufrir Alzheimer.

Como todo hábito, es mucho más difícil adquirirlo que mantenerlo, y para que no suceda esto los expertos recomiendan realizar caminatas en grupo para tener un parámetro de comparación y superación con alguien de confianza que esté atravesando por el mismo proceso.

Súbete a la bici, pero no te sobrealimentes

El ciclismo está catalogado como una manera increíble de mantenerse en forma por ser una actividad de bajo impacto que puede ser usada por personas de todas las edades y entregar los mismos beneficios. La ciudad tiende amedrentar a los ciclistas por los riesgos que provocan conductores y peatones irresponsables, sin embargo lo anterior no es excusa por la cantidad de parques a disposición de la población existentes hoy en día.

Basta con una ruta pequeña de altas repeticiones y 20 minutos al día para considerar el ciclismo como una actividad física que puede aumentar la calidad de vida, sin embargo no rinde frutos si se come un trozo de torta luego de entrenar.

No te lo hagas fácil

Mucha gente evade realizar una nueva actividad física por considerar que el impacto genera un estrés peligroso en sus cuerpos. Pero el realizar ejercicios aeróbicos como el running, a la edad que sea- incrementa la densidad de los huesos, lo cual es provechoso para las mujeres en edad avanzada.

El entrenamiento con peso puede atraer incluso más beneficios a los huesos y a la masa muscular. El estudio del Diario de Inglés de Biogerontología recomienda a todos los adultos mayores de 40 años realizar ejercicios aeróbicos y de resistencia acompañados de una dieta alta en proteínas. Todas estas medidas ayudan a preservar la masa muscular.

Un hábito a la vez y encuentra un deporte que ames

Toda nueva tendencia que intentamos como el yoga, la natación o las clases de baile por nombrar algunas, terminan a la semana en algún pub o asado con los amigos.

Para no abandonar de forma prematura, crea metas realistas cortas que te lleven a mejorar día a día para alcanzar grandes aspiraciones. Para correr una maratón primero hay que ser persistente en el entrenamiento, y esto implica practicar cinco veces a la semana como mínimo.

Un deporte que no implique gran desgaste físico es el boxeo o nadar media hora cada día. Sea cual sea el ejercicio, acomódalo a tu horarios para que no existe la excusa de una agenda copada.

Aunque duela, no te rindas

Es normal sentirse adolorido luego de la primera vez que se intenta algo, pero son sólo los músculos protestando por haberlos hecho trabajar de forma sorpresiva. La situación ocurre a toda edad y no dura más de dos días.

Moverse poco causa dolores articulares y empezar con una rutina más vigorosa ayuda a mitigar las consecuencias de estar frente a un escritorio todo el día.

Fuente: Emol

@TipsFemeninos