Estampas / Los beneficios de la actividad física son numerosos, tanto en adultos como en niños. Aunque en un primer momento, los beneficios que saltan a nuestra mente son los físicos, como evitar la obesidad, desarrollar hábitos saludables, etc., muchas veces olvidamos que el deporte ayuda a construir la personalidad de los niños. El compromiso, la disciplina, el liderazgo y un concepto de competitividad saludable son algunas de las competencias importantes que los niños desarrollan durante una práctica deportiva saludable. Sin embargo, como padres, representantes o guías de los niños, debemos saber que existen diferencias entre los adultos y los niños cuando se trata de mantenerlos motivados con el deporte. Para los más pequeños, la competencia no es lo primordial a la hora de participar en un evento deportivo. Lo más importante es divertirse. A medida que se va creciendo, el aspecto competitivo del deporte se va volviendo más importante en algunos casos. Es muy importante tomar en cuenta este aspecto, pues la idea es mantenerlos motivados para que el deporte siempre forme parte de sus vidas, sea cual sea el objetivo del mismo (competitivo o por recreación). A continuación, compartimos con ustedes 10 tips para mantener a los niños motivados en el deporte: 1. Conoce sus metas y objetivos: Muchas veces cometemos el error de imponerles metas a nuestros niños y ellos terminan practicando un deporte por satisfacer a sus padres y no por diversión. Es importante conocer cuáles son los objetivos y metas que el niño quiere establecerse y trabajar para lograrlas. 2. Se entusiasta: ¡Sonríe! Escucha al niño e interactúa con él. 3. Cuando haga algo bien, compleméntalo: durante sus entrenamientos o competencias (si participa en alguna) obsérvalo y, cuando haga algo bien, compleméntalo por ello y fomenta ese tipo de acciones. 4. Permíteles tomar decisiones: Incluirlos en la toma de decisiones los hace tomar responsabilidad sobre sus acciones. 5. Alienta el esfuerzo más que la victoria: frases como “sal a ganar” pueden enviar mensajes equivocados. Recuérdales de siempre dar lo mejor y que, pase lo que pase, siempre estarás orgulloso. 6. Comparte tus historias: Cuéntales sobre tus victorias pero también sobre tus derrotas o fracasos y cómo lograste sobreponerte y avanzar. 7. Construye el carácter: Eres un modelo a seguir. Enséñale buenos modales y actitudes competitivas que lo puedan ayudar en tanto en el deporte como en la vida diaria. 8. Usa los errores como una herramienta de aprendizaje: es importante que ellos sepan que, tanto en la vida como en el deporte, habrán momentos difíciles pero que serán temporales. Enséñales herramientas para sobrellevarlos. 9. Conviértete en un modelo: Si tienes experiencia en el deporte, transmíteles tus conocimientos técnicos sobre el deporte. 10. Ante todo, la diversión: Ten esto siempre en mente. Lo importante es que se divierta realizando la actividad y que siempre haya emoción de volver a hacerlo.