Bolivia / Cada vez hay más mujeres que no tienen problemas en pedirle al chico que les gusta que sea su novio. Pues, no son el típico tipo de chicas que esperan de brazos cruzados que su ?crush? se de cuenta que hay alguien que está enamorada de ellos, sino que son mujeres de armas tomar y van tras lo que quieren. ¿Te has animado en confesarle tus sentimientos? ¡Aquí te damos un poco de ayuda!

1. Evalúa la situación:  Antes de lanzarte a la piscina, mira si hay agua. Lo que queremos decir es que primero debes asegurarte que tengan una relación muy estrecha. Si sabes que está saliendo con otras chicas más con intención más allá de amigos, es mejor que lo descartes. No ganarás nada.

2. Mira más allá de una cara bonita:  No solo hay que fijarnos en el físico. Si de verdad quieres tener una relación con ese chico, lo primero que debes hacer es fijarte en su personalidad. Mira si comparten los mismos valores, observa cómo te trata, pues, el respeto y la comunicación son primordialles para que una relación dure.

3. Considera el tiempo:  Es importante que te pongas a analizar qué tiempo se conocen, son amigos de verdad y qué nivel de confianza tienen. Si le dices al chico que te gusta que sea tu novio y ni se conocen bien, todo puede terminar un desastre.

4. Sé sincera y date cuenta si está interesado en ti:  Todas las mujeres podemos darnos cuenta cuando un hombre está interesado en nosotras o no. Es fácil notarlo. Te escucha, se preocupa por ti. te busca y busca ?accidentalmente? tener contacto físico contigo.

5. Cítalo en persona:  Puedes quedar con él en verse en una cafetería, en un lugar tranquilo o un lugar favorito si es que tienen. Hablen de cualquier cosa y cuando te sientas lista y preparada puedes lanzarte comenzando con algo casual como: “Hemos pasado mucho tiempo juntos y sabes que te quiero. Pero, la verdad es que siento algo más por ti que amistad y me preguntaba si tú sientes lo mismo. ¿Te gustaría que fuéramos pareja?”.

6. También debes prepararte para el rechazo:  A veces las cosas no salen como lo imaginamos, así que debemos estar preparadas para todo. Si te dice que no quiere ser tu novio, tranquila, no es el fin del mundo. Probablemente te quedes en shock, pero no pasará de eso. Según la madurez que tengan ambos, podrán seguir siendo amigos.