El Tiempo / Por más absurdo que parezca, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Groening, en Holanda, llegó a la conclusión que dejarse las medias puestas mientras tienes sexo favorece mucho la posibilidad de alcanzar un orgasmo intenso y esto tiene una explicación.

Seguramente te estás cuestionando cómo una prenda de ropa podría generar tal efecto, ¿cierto? Es sencillo, la clave de esta intensidad que nos trasmiten las medias al tener sexo se concentran en el calor y la comodidad que nos otorgan, así de simple.

De acuerdo con la investigación, se dice que las medias promueven sentimientos de calidez y confort, necesarios para que las personas se desprendan de sus ansiedades e inhibiciones y lleguen al orgasmo.

El doctor Gerst Holstege, quien condujo la investigación, hizo el descubrimiento casualmente mientras intentaba ver qué sucede en nuestro cerebro cuando alcanzamos el orgasmo. El científico se dedicaba a analizar con un escáner de emisión de positrones los cerebros de 13 mujeres y 11 hombres cuando alcanzaban el clímax en tiempo real.

El mismo estudio comprobó que las regiones cerebrales vinculadas al miedo y al alerta se “apagan” cuando estamos en el orgasmo. Eso es lo que produciría esa sensación de paz y armonía que suele generar.