El Informador / PUEBLA, PUEBLA (29/MAR/2016).- De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, uno de cada tres adolescentes de entre 12 y 19 años presenta sobrepeso u obesidad.

 

Y más de 4.1 millones de escolares viven este problema que tiene como principal causa los malos hábitos en la alimentación reveló la coordinadora de la Licenciatura en Nutrición y Ciencias de los Alimentos de la Universidad Iberoamericana Puebla, Beatriz Abundis Vargas.

En conferencia de prensa comentó que desde septiembre de 2015, se lleva a cabo dicha evaluación en escuelas primarias de la ciudad de Puebla a los escolares, a quienes se les mide el cuello para conocer los índices de obesidad.

 

Abundis Vargas dijo que se ha encontrado que conforme el niño incrementa de nivel escolar, sube su sobrepeso.

 

Dicho estudios, cuyos resultados entregarán en los próximos meses, revela la prevalencia en obesidad y sobrepeso.

 

“A los niños les medimos el cuello para tener un diagnóstico y ya se presentaron los primeros resultados ante la Asociación Mexicana de Miembros de Facultades y Escuelas de Nutrición (AMMFEN), para que 37 escuelas primaras de la República Mexicana continúen con el estudio”, comentó.

 

El propósito es que en el futuro la AMMFEN emita resultados de las mediciones, con el fin de contar con datos de cómo se encuentran los infantes en el país, sobre la obesidad y sobre peso.

 

Opinó que un primer paso es romper con el Síndrome Metabólico en México, cambiando hábitos, como dejar de consumir refrescos o bebidas azucaradas, incrementar la actividad física, evitar inducir a los niños a que consuman azúcar o sal a temprana edad, a través de un chocolate en el biberón del niño.

 

Es mejor cambiar el postre por una fruta, consideró la especialista.

 

“En México estamos acostumbrados a comer rico, traducido a comer platillos con mucha sal o con mucha azúcar. Debemos cambiar mucho esos hábitos, porque una buena alimentación no significa privarse de la cocina mexicana, sino saber equilibrarla”, dijo.

 

Por su parte, Karen Rueda Montes, presidenta del Consejo Nacional de Educadores en Diabetes AC, indicó que las personas que padecen obesidad tienen una probabilidad de 80 a 85 por ciento de padecer diabetes de tipo 2.

 

Agregó que antes se creía que solo habían tres causas para padecer diabetes, pero conforme los estudios avanzan se ha confirmado que son cerca de ocho las causas que lo originan.

 

Se trata de disfunción en la célula beta del páncreas que son las encargadas de secretar la insulina, problemas en el hígado por una sobreproducción de glucosa.

 

Así como una elevación de la hormona antagonista de la insulina, problema de la hormona GLP1 que se secreta en el intestino, falla en los neurotransmisores en el cerebro que no generan una saciedad del estómago y se sigue teniendo hambre.

 

Por malos hábitos hoy los niños están padeciendo enfermedades de adultos como algunos infartos en menores de edad, alertó Abundis Vargas.

 

Los niños aprenden los hábitos entre tres y cuatro años de edad, por lo que los adultos deben cuidar qué mensajes, gestos, comentarios hacen respecto de la alimentación para que los niños tomen buenos hábitos y en edad adulta no padezcan enfermedades crónico degenerativas”, mencionó.

 

Respecto del congreso, la maestra María Guadalupe Chávez Ortiz, directora del Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad Iberoamericana Puebla, subrayó que este evento se organiza junto con la Asociación Mexicana de Miembros de Facultades y Escuelas de Nutrición (AMMFEN).

 

La AMMFEN creó el Colegio Mexicano de Nutriólogos y ha promovido la creación del Consejo Nacional para la Calidad de Programas Educativos en Nutrición.