Estampas / A continuación algunas verdades que nadie te contó cuando empezaste a correr: 1.- Se corre más rápido cuando hay que ir al baño con urgencia. 2.- El número de kilómetros de una carrera es igual al número de cervezas que puedes tomar después. 3.- La sensación bipolar que te hace preguntarte: ¿qué hago yo aquí?, y, al cruzar la meta, cuestionarte cuál será tu próxima carrera. 4.- Que tarde o temprano tus amigos no corredores te dirán: “¡Basta, no queremos oír más de tu entrenamiento!”. 5.- Los días de descanso son como esas cosas molestas que tratas de olvidar pero no puedes. 6.- El zapato de correr menos de  fashion y del color que no te gusta es el que mejor te servirá. 7.- En realidad a nadie le interesa que tan rápido o lento eres. 8.- Nunca muestres tus pies a alguien que no corre, ¡nunca!. 9.- Probablemente le tocará decidir entre esa relación perfecta y correr. 10.- Las medias de correr se usan más de una vez. Ahora te toca a ti: ¿cuál es tu verdad incómoda de corredor?

Relacionado con: running , verdades incómodas