El Luchador / La versión en mandarín de ‘Despacito’, una colaboración entre el cantante de Singapur que reside en Taiwán JJ Lin y Luis Fonsi, está arrasando en las redes sociales de contenido asiático, pese a que se trata de una interpretación más conservadora y menos sensual que la versión que se escucha en español.

En cuatro días, el video en YouTube ha recibido 2.1 millones de visitas.

 

 

 

Vía:  La República