El Diario de Caracas / Visania Rangel, mujer emprendedora que con su talento y simpatía les enseña a las televidentes de Portada´s como lograr looks estupendos de manera sencilla, nos relata cómo llegó a ser una de las estilistas más reconocidas de la televisión venezolana.

Lo que más distingue a Visania es la buena energía que transmite, su simpatía, su entusiasmo en cada trabajo que emprende, y sobre todo su capacidad de explicar cómo lograr peinados y maquillajes espectaculares, tanto para el día a día, como para ocasiones especiales; siempre con buena vibra y dispuesta a ofrecer sus conocimientos, demostrando así la gran pasión que tiene por su trabajo.

¿Cómo y cuándo llegaste al mundo del estilismo?

Desde muy pequeña me llamó mucho la atención el estilismo porque mi madre tenía un salón de belleza. Pasaba mucho tiempo con ella, y eso me permitió comenzar a aprender desde muy joven. En el año 2012 me mudé a Caracas, y tuve la dicha de ser admitida para estudiar con la Sra. Luisa Marcano, persona que admiro por su excelencia y dedicación. Siento que es una pasión con la que nací y que poco a poco ha ido creciendo conmigo.

¿Recuerdas a la primera persona que le arreglaste el cabello y que maquillaste?

Era tan joven que no lo recuerdo… En Venevisión a la primera que me tocó maquillar y arreglar su cabello fue a una pianista muy famosa que iba a ser entrevistada en Portada´s.

¿Qué te distingue de los demás estilistas?

Creo que mi manera de trabajar y mi forma de ver la vida. Trato de vivir plenamente cada segundo, y me encanta contagiar de buena energía a todos los que estén a mí alrededor.

¿Qué te llevó a querer trabajar en televisión?

Como muchos, tuve ese sueño desde niña… El primer acercamiento fue a los 18 años cuando fui por primera vez a Venevisión, pero para participar en un casting de canto. En esa ocasión no quedé seleccionada, pero seguí preparándome tanto en la música, como en el estilismo. A los años, me dieron la oportunidad de trabajar en el Departamento de Maquillaje de Venevisión… y así empecé a lograr mi sueño.

Cuéntanos de esa otra faceta profesional de tu vida… El canto.

¡Amo cantar! Esa pasión la tengo desde muy pequeña… Empecé cuando tenía 6 años. Mi madre también es cantante y fue mi primera maestra. He cantado con varias orquestas, pero desde hace 5 años canto en la Orquesta Presley Banda Show.

Podríamos decir que tu mamá tuvo gran influencia en ti a la hora de elegir tu camino profesional…

Mi mamá siempre ha sido, y creo seguirá siendo, mi ejemplo a seguir.

Volviendo al estilismo… ¿Cómo fue esa transición de estar detrás de cámaras, a delante de cámaras en Portada´s?

Fue algo realmente increíble porque siempre estuve dando lo mejor de mí y de mi trabajo en el Departamento de Maquillaje… Un día una de las productoras del programa se me acercó para proponerme hacer lo que hacía, pero ¡delante de las cámaras y en vivo! Sin pensarlo, y con mucho nerviosismo, ¡acepté!

¿Cuál es el objetivo de tu sección en Portada´s?

Además de mostrar mí trabajo… ¡mi arte!, lo más importante es poder compartir mi conocimiento con todas las personas que disfrutan de Portada´s, y también demostrar con mucha humildad a mis colegas, que con amor y dedicación se hacen los sueños realidad.

¿Cómo ha sido el feedback del público en la calle?

¡Fabuloso! Muchas personas me reconocen en la calle, y en ocasiones me piden consejos de peinados o maquillajes. Es algo muy bonito y satisfactorio que no llegué a pensar que viviría.

¿Podrías contar alguna anécdota que haya ocurrido en algún en alguna emisión del programa?

¡Hay muchas! Tanto delante, como detrás de las cámaras, pasan muchas cosas… Recuerdo que estaba haciendo mi sección con Mariela Celis, y las dos estábamos conversando muy concentradas en el tema, el director nos hacía señas, y no entendíamos que era lo que quería. Al ir a comerciales el director reclamó a todo el equipo, porque había una botella de una bebida energética que se veía en pantalla… la seña era que nos moviéramos para que no se viera, pero no lo entendimos. El resultado: un equipo regañado y Mariela, que era la culpable, haciéndose la loca (risas).

¿Y recuerdas a alguien que hayas maquillado que te haya impactado de alguna manera?

¡Sí! Una vez me tocó maquillar a Patricia Velásquez, me sorprendió lo amable y sencilla que fue. Además coincidió que ella empezó a hablar con su hija en Mandarín, idioma que también domino, y entonces comencé a hablarle así, y ella se sorprendió… Fue una bonita experiencia.

¿Cómo hace un estilista para sobresalir en época de crisis?

Con esfuerzo y dedicación… trabajando con mucho amor.

¿Dónde encuentras inspiración?

En el amor a lo que hago… Cuando se ama lo que se hace más que un trabajo, es una pasión, y todo fluye positivamente.

¿A qué persona te gustaría hacerle un cambio de look?

A la Tigresa del Oriente (risas)

¿Qué próxima meta tienes por cumplir?

Todo estilista sueña con tener su propio estudio, crear una línea de cosméticos… ¡Son muchas metas, que Dios mediante espero alcanzarlas!

¿Para ti cual es la clave del éxito?

Constancia y disciplina.

Si te dan a elegir entre el estilismo y el canto… ¿Cual eliges?

¡No podría elegir! Adoro hacer ambas cosas.

Finalmente… Como estilista, en estos tiempos difíciles, ¿Qué consejo le das a la mujer venezolana para que mantenga un look con estilo en cualquier ocasión, a pesar de la crisis?

Hay muchos peinados que se pueden hacer sin necesidad de ir a una peluquería… Por ejemplo, las trenzas y los recogidos están en tendencia actualmente. En cuanto a maquillaje con sólo polvo compacto, rímel, las cejas bien maquilladas y brillo en los labios; es suficiente para salir y lucir radiantes. ¡Al mal tiempo buena cara!.

NP / AM