Actualidad y Gente /  

 

Existe una gran variedad de rutinas para bajar de peso, cada una con sus propias ventajas y desventajas. Y si bien es importante que la actividad que hagamos nos agrade, también debemos tomar en cuenta cuántas calorías nos ayuda a perder.En general, la actividad física es mejor para evitar el aumento de peso que para promover la pérdida de peso, y parece que esto también ocurre con el yoga.

La mayoría de los tipos de yoga no queman la misma cantidad de calorías que los ejercicios aeróbicos. Ten en cuenta que una persona que pesa 80 kilogramos quemará 170 calorías en una hora de yoga básica (hatha), en comparación con 340 calorías durante una hora de ejercicios aeróbicos de bajo impacto.

De todas maneras, toda actividad física es buena. El yoga te mantendrá en movimiento y puede ofrecerte diversos beneficios para la salud, como la reducción de los niveles de lípidos en sangre y un mejor estado de ánimo.

La actividad física regular debería formar parte de cualquier plan para la pérdida de peso. Además, deberás reducir las calorías que consumes y aumentar las calorías que quemas.

Si quieres hacer yoga, deberías incluirlo en un plan de ejercicios que contenga actividades aeróbicas, como andar en bicicleta, caminar, trotar o caminar ágilmente.

Fuente: elcomercio / MF