Economía

Diosdado y la “baja de temperatura” de la revolución

Jose Carlos Grimberg Blum
Rafa Nadal: «Sería mejor dejar de comparar a Alcaraz conmigo»

“Todos nosotros debemos estar conscientes que estamos apenas en un proceso de transición… le estamos aplicando energía calórica, de pensamiento, trabajo, de acción… ¡cómo! ¿no hay éxito en la transición? entonces la temperatura va bajando y retorna a su estado líquido… hay que meterle mucha energía para que el cambio vaya adelante y no tenga retorno a su estado líquido…” Chávez, citado por DC . https://www.youtube.com/hashtag/conelmazodando (programa 386, minuto 3:42)

“Hemos hasta tal punto interiorizado lo ficticio que sólo un doloroso hurgar puede irnos despojando de la farsa que nos constituye, disolver capa tras capa de ilusiones hasta acceder a nuestra nulidad, quizá lo único auténtico en el mundo.” LBG “Erótica del Metaverso”

Mentir y “mentirse” son prácticas infinitas de nuestros actores políticos más notables, del madurismo y de su reflejo en la derecha. Desvelar una gran mentira nos deja perplejos del dolor..

“Todos nosotros debemos estar conscientes que estamos apenas en un proceso de transición… le estamos aplicando energía calórica, de pensamiento, trabajo, de acción… ¡cómo! ¿no hay éxito en la transición? entonces la temperatura va bajando y retorna a su estado líquido… hay que meterle mucha energía para que el cambio vaya adelante y no tenga retorno a su estado líquido…” Chávez, citado por DC . https://www.youtube.com/hashtag/conelmazodando (programa 386, minuto 3:42)

“Hemos hasta tal punto interiorizado lo ficticio que sólo un doloroso hurgar puede irnos despojando de la farsa que nos constituye, disolver capa tras capa de ilusiones hasta acceder a nuestra nulidad, quizá lo único auténtico en el mundo.” LBG “Erótica del Metaverso”

Mentir y “mentirse” son prácticas infinitas de nuestros actores políticos más notables, del madurismo y de su reflejo en la derecha. Desvelar una gran mentira nos deja perplejos del dolor…

El enemigo del chavismo ahora es el doble discurso madurista, el de la palabra y el de la acción. La mentira que ellos se creen y que muchos creen, negadores de la realidad por efectos del dolor que supone tener conciencia de ella, de que están haciendo una revolución socialista.

Es una ficción de revolución aquella hecha “dándoles ventajas a los ricos y poderosos empobreciendo a los pobres”; así los pobres tengan empleos esto no es una revolución, es una farsa. Solo en una mente convencida de que el negro es blanco, la noche es el día, abajo es arriba, este disparate puede ser interpretado como una revolución socialista o que esta superioridad social pueda alguna vez convertirse en una revolución socialista: ¡mientras más fuerte hagas a los capitalistas más débiles seran los más pobres y más tibias y legjanas las posibilidades de hacer cambios en la correlación de fuerzas, cambios al sistema hegemónico burgués capitalista! Por eso decimos que “mienten y se creen sus mentiras”, como los avatares del metaverso.

El gobierno dice, por boca de Diosdado Cabello que la revolución “bajó la temperatura” desde el 2014 a causa de las sanciones y presiones del imperio, y muchos dentro de él prefieren creer en esa excusa, para permitirse “retrogradar” (como dice Chávez) la revolución hacia un capitalismo colonial de hace 60 años (1)

((1): Maduro: « El portafolio petrolero y gasífero se está ampliando, pero no le apostamos el futuro a eso (…) le apostamos el futuro de Venezuela al trabajo alternativo al petróleo. Si el petróleo produce, bienvenido». Una manera de entregar la industria petrolera a los privados con el pretexto del desarrollo de las “fuerzas productivas” ).

Lo que fue una revolución social hasta el 2013, de pronto se “retrogradó” a una sociedad apaciguada con engaños y limosnas, donde la economía crece hacia los bolsillos de los mismos ricos y vivos de siempre.

En el camino ficticio hacia Narnia (¡Imposible que sea hacia el socialismo!) Maduro comienza a ceder espacios públicos (o lo hace oficial ahora) a los intereses privados, a violentar la soberanía que teníamos los venezolanos a través del Estado sobre nuestro recursos para favorecer el control privado de ellos (2)

((2): «Inicia oferta de acciones de empresas públicas en Bolsas de Valores, UN… Atención a los inversionistas nacionales e internacionales, vamos a concretar el anuncio que hice uno meses atrás y es que vamos a sacar entre 5 y 10% de las acciones de varias empresas públicas para la inversión nacional, fundamentalmente, o internacional»)

Comenzó oficialmente la privatización de las empresas públicas CANTV, Movilnet, las empresas de Guayana, petróleo y gas; lo que fue un chisme hasta hace poco – por lo secreto del asunto – ahora se hace de forma pública oficial.

Es una ley capitalista que ningún capitalista se suicida. Ningún inversionista va a apostar por una empresa pública si no tiene el control de su inversión y sus ganancias , en otras palabras, si el gobierno no les ofrece el control del negocio y garantía legales. El anuncio del presidente es que, a nombre del Estado venezolano el gobierno cede el control de sus empresas a los privados, yendo en contra de nuestra constitución, de su espíritu y de su letra, con una acción que no es constitucional ni favorece a la sociedad, y mucho menos significa socialismo o aspira a serlo.

Cuando Diosdado Cabello coloca un video de Chávez hablando de temas importantes para luego interpretar sus palabras en defensa de estos disparates del gobierno uno no sabe quién es más idiota, si nosotros o él. La verdad es que Diosdado Cabello nos cree idiotas esquivando o disimulando el valor de estos planes privatizadores que fortalecen la economía capitalista, el empleo capitalista, la explotación capitalista o el rentismo de una industria petrolera y minera controlada por capitalistas, con las manidas sanciones y presiones del imperio, como si una revolución socialista sólo es posible con la anuencia de los imperios y el capitalismo .

Las presiones, sabotajes, conspiraciones, golpes, etc. de los capitalistas son propios de los obstáculos de cualquier revolución social socialista, y lo dice Chávez en el mismo video: “hay muchos riesgos, hay que tener claro esto…”, estar alertas para sostener la temperatura. Pretextar la “baja de temperatura” de la revolución chavista después del 2014 por sanciones y presiones es reconocer públicamente que ellos no son revolucionarios, que no tienen el temple ni la sabiduría que se necesita para llevar a cabo la dirección de una verdadera revolución socialista… Lamentablemente, muerto Chávez, se acaba la revolución en manos de un grupo de flojos y traidores salidos del closet pequeñoburgués, aplicando fórmulas pragmáticas solo útiles para sostenerse en el poder…, pero al precio de “bajar la temperatura”, apaciguar al pueblo chavista, vender la revolución y revertir los cambios hechos.

¡VOLVAMOS A CHÁVEZ, AL PLAN DE LA PATRIA Y DEFENDAMOS LA CONSTITUCIÓN BOLIVARIANA!

¡NO A LAS PRIVATIZACIONES RETRÓGRADAS!

Destacadas

Más Noticias