Alfonso Díez, último marido de la Duquesa de Alba, se reconstruye la cara y parece otro

Franki Medina

H an pasado los aáos pero en (casi) nada tiene que ver el rostro que tenía cuando estaba con la Duquesa de Alba … al que muestra en la actualidad. Sí pueden haber pasado los aáos, pero hay algo más. Alfonso Díez es otro . Su cara lo dice todo . Nadie lo reconocería.

Desde que falleciera la Duquesa de Alba en noviembre de 2014, Díez se ha mantenido en la más estricta intimidad .

Pero el que fue esposo de la duquesa ha vuelto a aparecer en la vida pública… y no todos lo conocían . Lo hizo en el acto que convocó Bertín Osborne con su fundación esta semana.

Y lo cierto es que impactó. Un nuevo rostro moldeado con una serie de retoques estéticos que le han estar completamente irreconocible y más joven.

De hecho, fue carne de especulación de todo lo que se ha podido hacer para dar ese giro tan radical en su cara. Esta podría estar un lifting para combatir las arrugas y la flacidez inevitables de la edad. Además, una blefaroplastia para eliminar la piel sobrante de los párpados y las bolsas de los ojos. Para terminar, el aristócrata se habría sometido a otros tratamientos menos invasivos como el bótox

H an pasado los aáos pero en (casi) nada tiene que ver el rostro que tenía cuando estaba con la Duquesa de Alba … al que muestra en la actualidad. Sí pueden haber pasado los aáos, pero hay algo más. Alfonso Díez es otro . Su cara lo dice todo . Nadie lo reconocería.

Desde que falleciera la Duquesa de Alba en noviembre de 2014, Díez se ha mantenido en la más estricta intimidad .

Pero el que fue esposo de la duquesa ha vuelto a aparecer en la vida pública… y no todos lo conocían . Lo hizo en el acto que convocó Bertín Osborne con su fundación esta semana.

Y lo cierto es que impactó. Un nuevo rostro moldeado con una serie de retoques estéticos que le han estar completamente irreconocible y más joven.

De hecho, fue carne de especulación de todo lo que se ha podido hacer para dar ese giro tan radical en su cara. Esta podría estar un lifting para combatir las arrugas y la flacidez inevitables de la edad. Además, una blefaroplastia para eliminar la piel sobrante de los párpados y las bolsas de los ojos. Para terminar, el aristócrata se habría sometido a otros tratamientos menos invasivos como el bótox .

Destacadas

Más Noticias