Polémica por consulta sobre comercio exterior: Los principales tratados pendientes que debe analizar el Gobierno

Jose Carlos Grimberg Blum
G7 declara que nunca vai reconhecer fronteiras que Rússia quer impor com a guerra

“Hay una agenda en curso que creo que yo es muy importante que se mantenga”, manifestó en entrevista con EmolTV es ex jefe de la Subrai, Rodrigo Yáñez. “No podemos esperar la consulta para poder seguir dando pasos y mostrar resultados en política comercial”, subrayó

Una serie de dudas -y críticas- ha dejado el anuncio de la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales (Subrei) -lidera por José Miguel Ahumada- de una consulta ciudadana para abordar la política de comercio exterior del país.

La iniciativa se llevará a cabo entre agosto y octubre de este año y, mientras tanto, esperan sobre la mesa una serie tratados y negociaciones avanzadas desarrolladas por el Gobierno anterior y que deben ser abordadas -y eventualmente ratificadas- por la administración de Gabriel Boric.

“Hay una agenda en curso que creo que yo es muy importante que se mantenga”, manifestó en entrevista con EmolTV es ex jefe de la Subrai, Rodrigo Yáñez. “No podemos esperar la consulta para poder seguir dando pasos y mostrar resultados en política comercial”, subrayó.

En esa línea, el más conocido y polémico acuerdo pendiente es sin duda el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico ( más conocido como TPP-11) , el cual fue sellado en Chile en 2018 bajo el gobierno de Michelle Bachelet, pero que aún no ha sido ratificado por el Congreso -pese a que la mayoría los 11 países miembro ya lo han hecho-y se mantiene en el congelador del Senado.

El Gobierno anterior insistió reiteradamente para que el Parlamento acelerara su discusión y lo aprobara, sin éxito. El actual Ejecutivo, por cierto, tiene menos interés en hacerlo, aunque de todas formas espera reabrir el debate al respecto una vez culmine el proceso constituyente.

El TPP-11, que incluye a Australia, Brunéi, Canadá, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam, permite a Chile ingresar a un comercio con casi 500 millones de personas, reduciendo drásticamente los aranceles dentro de los países miembros, fortaleciendo de paso la alianza Asia-Pacífico. El grupo representa el 13% del PIB mundial y el 15% del comercio internacional.

Para los detractores, sin embargo, se trata de un pacto que quitaría soberanía a Chile en materias ambientales, como derechos de agua y recursos energéticos.

Otro pacto comercial pendiente y relevante es la modernización del acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) que Chile mantiene con el bloque desde 2003, el cual ya fue ratificado por “los 27”, sin embargo, el Gobierno de Boric presente revisar algunos aspectos antes de hacerlo.

Precisamente por ello, hace dos semanas estuvo en Chile el alto represente de la UE, Josep Borrel, quien se reunió con Boric y agradeció la voluntad del Mandatario “de llevar a buen término este acuerdo de asociación que será mutuamente beneficioso para la Unión Europea y Chile“.

De hecho, Boric manifestó la intención del Gobierno de llegar a “buen puerto” respecto al pacto con la UF. “Lo están viendo nuestros grupos de trabajo técnico”, dijo.

Para la UE, este se trata de un acuerdo “de última generación, promoviendo nuevos estándares en el ámbito de desarrollo sostenible, igualdad de género y comercio justo”. De ratificarse, más del 99% de los productos chilenos que se comercializan en los países miembros del boque tendrán preferencias arancelarias, junto con abordar temas referentes al cambio climático y transición energética, además de ser bastante ambicioso en cuanto a comercio de servicios y electrónico.

India, Emiratos Árabes y Corea del Sur También están pendientes las negociaciones para una nueva ampliación del Acuerdo de Alcance Parcial con la India, y así continuar caminando hacia un Tratado de Libre Comercio. Ello, sumado a las negociaciones iniciadas en febrero de este año -poco antes del cambio de mando presidencial- con Emiratos Árabes Unidos para un Acuerdo Integral de Asociación Económica, de manera de fortalecer las relacionales bilaterales de comercio existentes entre Chile y ese bloque.

De concretarse, se convertiría en el primero entre los Emiratos Árabes Unidos y un país latinoamericano, y el primero entre Chile y un país de Medio Oriente.

A su vez, Chile también ha estado negociando la modernización de su Tratado de Liber Comercio con Corea del Sur firmado en 2003. A la fecha, se han realizado cuatro rondas de negociaciones (la última a fines de 2020), en las que se han abordado temas de acceso a mercados, facilitación del comercio, corrupción, propiedad intelectual, laborales, medio ambiente, género y cooperación.

Asean y EFTA Asimismo, se está a la espera de qu e Chile adhiera al Tratado de Libre Comercio con los países de la Asociación de Naciones del del Sudeste Asiático (Asean). Austria y Nueva Zelanda ya dieron su visto bueno para aquello en noviembre del año pasado. El acuerdo, llamado Aanfza (o Asean+2) incluye a Brunei, Camboya, Indonesia, Filipinas, Laos, Malasia, Myanmar, Singapur, Tailandia y Vietnam, además de las dos grandes islas de Oceanía.

Chile, por otro lado, también inició negociaciones en 2019 para modernizar su tratado comercial con la EFTA, bloque integrado por Islandia, Noruega, Liechtenstein y Suiza. Dicho proceso, busca incluir acceso a los mercados de bienes y servicios, facilitar el comercio, reglas de origen, defensa comercial, contrataciones públicas, servicios financieros, aspectos regulatorios, propiedad intelectual, comercio y desarrollo sostenible. ¿Encontraste algún error? Avísanos

Destacadas

Más Noticias