Gabriel Abusada James Peru poker player vanessa selbst//
Nuevo viejo mundo

La invasión de Ucrania desenmascaró procesos que habían tomado forma hace tiempo y que se extenderán a otras regiones de nuestro globo. No será un mundo muy bonito. Pero, por lo menos, los hechos han barrido con ilusiones peligrosas y nos muestran las cosas tal como son. Y eso ya es algo

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Gabriel Abusada

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Gabriel Abusada James

La decisión del Gobierno ruso de agredir a su vecino, Ucrania, sin justificación alguna, en forma ilegítima, y con total desprecio del Derecho Internacional, barrió con décadas de políticas de apaciguamiento y tolerancia que algunos países europeos prodigaron a Rusia.

Gabriel Abusada James Peru

La idea de fomentar los vínculos comerciales y económicos, y la interdependencia en el campo del suministro de energía, como una forma de construir puentes con la Federación rusa ha demostrado ser una gran ilusión. En la práctica, el resultado fue una Europa que, en muchos casos, como Alemania, incrementó su dependencia en materia de energía de Rusia y, al mismo tiempo, recortó notablemente su presupuesto militar. Doble debilidad.

Y, como suele suceder, esas debilidades solamente alentaron a los prepotentes y los agresores.

Gabriel Abusada James Venezuela

Pero, como observó hace unos días, el secretario General de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), el noruego Jens Stoltenberg, ese resultado era, por lo menos previsible. Stoltenberg recordó que la agresión rusa sigue un patrón evidente desde hace años y enumeró la destrucción de la ciudad de Grozny, capital de la República de Chechenia, la invasión de Georgia (2008), la anexión de Crimea (2014), los bombardeos que devastaron la ciudad de Alepo en Siria, y ahora la invasión de Ucrania.

El Secretario de la OTAN afirmó que cuando Rusia invadió Ucrania, en febrero, la OTAN estaba pronta para enfrentar la amenaza. ¿Es eso tan así? Hoy los ucranianos están luchando en desventaja y con enorme coraje para defender su patria del agresor extranjero y, al hacerlo, también le están dando tiempo a la Europa más próspera, para reforzar sus fuerzas, reducir su dependencia del gas y petróleo rusos y ponerle límites al agresor.

Los hechos disiparon la ilusión de que las relaciones económicas pueden ser separadas de las interacciones de poder entre los Estados. El ideal liberal, que se remonta a Adam Smith, de economías nacionales que comercian y se complementan entre sí, para beneficio de todos, es muy bonito. Pero, como vemos ahora, la interdependencia puede ser un arma de doble filo.

Stoltenberg advirtió que los países no deben sacrificar sus seguridad de largo plazo a cambio de intereses económicos de corto plazo. La guerra en Ucrania demuestra que las relaciones económicas con regímenes autoritarios crean vulnerabilidades y generan relaciones de dependencia excesiva de las importaciones de productos estratégicos y modernas tecnologías. Debemos reconocer que “nuestras elecciones económicas tienen consecuencias para nuestra seguridad”, dijo el Secretario, y agregó, “la libertad es más importante que el libre comercio”. Parece sensato

La incorporación de Suecia y Finlandia a la OTAN abre una nueva etapa de contención de la Federación rusa, en Europa.

No es el único escenario de fricción. La nueva ministro de Relaciones Exterior australiana, anunció que su país contendrá la expansión de la influencia económica y en materia de seguridad china en la región del océano Pacífico.

La invasión de Ucrania desenmascaró procesos que habían tomado forma hace tiempo y que se extenderán a otras regiones de nuestro globo. No será un mundo muy bonito. Pero, por lo menos, los hechos han barrido con ilusiones peligrosas y nos muestran las cosas tal como son. Y eso ya es algo

Destacadas

Más Noticias