Negocios

Parlamentarios reaccionan a emplazamientos de Yáñez y del padre del carabinero asesinado

El diputado RN José Miguel Castro expresó que “yo acojo las palabras y las apoyo 100%, no solamente las del padre, sino que también las del director general de Carabineros (…) También me he contacto con otros diputados, vamos ir el martes a la comisión de seguridad del Senado, donde se encuentra alojado el proyecto de protección a las policías, es el proyecto más completo que hoy se encuentra en el Congreso. La idea es pedir que deje de estar empantanado y queremos que pueda ver al luz lo antes posible, es dar una señal importante ante los delincuentes”

“Hagan la pega, que nos den los instrumentos necesarios, porque sino esto se nos va a escapar de control, ya se nos escapó y puede llegar a instancias mayores”. Ese fue el emplazamiento hecho ayer a los parlamentarios por parte de Juan Carlos Florido Barriga, padre del cabo segundo David Florido Cisterna, asesinado con un disparo en la cabeza durante un operativo de fiscalización en Pedro Aguirre Cerda.

Horas antes el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, también instó al Congreso a actuar: “Hace años que estamos solicitando que las penas para quienes agreden a carabineros sean más duras y efectivas, y se cumplan. Por eso, hago un llamado al Parlamento, para que tome cartas en el asunto y legisle en esta materia, es urgente, es necesario”.

Comisiones de Seguridad Al respeto, el presidente de la comisión de Seguridad del Senado José Miguel Insulza (PS) comentó a Emol que “proteger más a los policías del punto de vista penal es muy difícil, sí hay una ley presentada hace tiempo para eliminar determinados beneficios en caso de que sean presos los que matan policías, pero la pena va de presidio mayor en su grado máximo o presidio perpetuo calificado, o sea, no existe una pena más alta. Yo creo que a lo que se referían es fundamentalmente a los recursos con que cuentan Carabineros para hacer su función”.

“Ahora leyes de herramientas, nosotros estamos viendo la ley de robo de madera que faculta procedimientos especiales de investigación que antes no habían (…) el Presidente ha planteado el tema de las armas y yo voy a insistir en los próximos días en eso”, sostuvo Insulza, agregando que además en los últimos años si bien la percepción ciudadana hacia la institución ha mejorado, todavía hay expresiones negativas hacia ellos.

El senador PS además indicó que necesitan “más recursos económicos, más personal o hay que aligerar su trabajo eliminando algunas funciones, por ejemplo, la entrega de notificaciones, por el estilo (…) tenemos que aligerar la carga que no es propia de vigilancia paulatinamente”. Pese a ello, Insulza aseguró que trabajarán en las distintas leyes en el Congreso como la reforma a Carabineros, el Ministerio de Seguridad y la relacionada con las penas para quienes los agreden.

Asimismo, el presidente de la comisión de Seguridad de la Cámara, Raúl Leiva (PS) junto con condenar el “deleznable” homicidio del cabo, dijo que “reafirmo nuestro permanente compromiso en avanzar en mejorar las condiciones de persecución criminal y fortalecimiento del rol policial”.

No obstante, Leiva señaló que “me permito hacer presente que las actuales penas establecidas en el Código de Justicia Militar son las más altas que contempla nuestro ordenamiento jurídico. En efecto, el artículo 416 del citado cuerpo legal, señala para el homicidio de un carabinero en el ejercicio de sus funciones, las penas son de presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo calificado. Vale decir desde 15 años y un día hasta el presidio efectivo de por vida del condenado, pudiendo acceder a algún beneficio solo transcurridos 40 años de privación de libertad concurriendo requisitos calificados”.

“En consecuencia, las penas son las más duras de nuestra legislación, el que éstas se apliquen efectivamente y se cumplan en forma corresponde al Ministerio Público y a los tribunales de justicia”, precisó.

Otras posturas en la Cámara El también integrante de la comisión de Seguridad de la Cámara Jaime Araya (PPD) afirmó que “yo acepto las críticas de Carabineros, me parece que el Congreso debiéramos poder andar un poco más rápido y tener ciertos consensos básicos en orden a la seguridad, también lamentablemente hay sectores del Congreso que no les gusta meterse en temas de seguridad, que tienen un sesgo ideológico que a veces entraban la normativa”.

“Me parece que es muy relevante un proyecto que nos invitó a firmar el diputado Raúl Leiva, que establece la prisión preventiva siempre que hay un arma de fuego de por medio (….) Creo que es una medida bastante dura y que el Gobierno debiera mirar con atención y establecer suma urgencia. Hay un conjunto de normativas relativas a mejorar el estatuto de protección a Carabineros, donde no tenemos acuerdo por un tema técnico, no creo que sea de voluntad”, precisó Araya. El diputado PPD también apeló a mejorar los estándares de equipamiento de seguridad de las policías.

Para el diputado independiente Andrés Jouannet, las palabras del general y el padre del cabo Florido, “deben llamarnos a la reflexión, es hora de declarar la guerra a la delincuencia, al narcotráfico y al terrorismo, los carabineros y familias inocentes no podemos estar contra la pared con miedo y de rodillas a los criminales y menos el Estado se puede arrodillar frente a los criminales. La clase política y la élite política son responsables de la muerte del carabinero mártir (…) El Gobierno también debería tener una reflexión cuando atacaban desde su discurso, desde Twitter, desde el Parlamento a Carabineros poniendo en duda a la institución”.

Jouannet, quien además preside la comisión de Defensa, planteó que “debemos comenzar a legislar rápido todas aquellas iniciativas que están hoy en el Parlamento para efectivamente la protección de Carabineros y también para que tengan las herramientas suficientes para poder perseguir el delito, prevenir del delito y también para poder proteger a la población”.

El jefe de la bancada de diputados UDI, Jorge Alessandri, opinó que el mensaje ayer del papá del cabo “es demasiado simbólico y decidor”, añadiendo que nada “sirve si es que no arreglamos lo que dice el papá del carabinero fallecido que es que necesitan apoyo político en el uso de la fuerza legítima. Si el carabinero no se atreve a sacar el arma frente a un delincuente armado, que la ley y los protocolos lo permiten, pero ¿por qué no lo hacen?, porque va a ser perseguido, va a perder su pega, su seguro de salud y va a terminar en la indefensión”.

Apuntando directamente al rol del Gobierno en esta materia, afirmando que varios en el oficialismo “coquetearon mucho con la violencia (…) Ahora resulta que te sientas en La Moneda y es distinto gobernar, otra cosa es con guitarra y tienen que dar señalas contrarias a lo que hiciste en los últimos tres años. El Presidente como que hizo el cambio más rápido, pero sus equipos no”.

En materia legislativa, Alessandri dijo que “vamos a reponer la ley Naín, por ejemplo, la mejoramos, actualizamos, porque la vez pasada perdimos por tres votos; los votos de Boric, Jackson y Vallejo, ahora no están en la Cámara. ¿Se soluciona el tema de la delincuencia subiendo las penas a quién mata un carabinero?, por supuesto que no, pero un granito de arena, una señal”.

El diputado RN José Miguel Castro expresó que “yo acojo las palabras y las apoyo 100%, no solamente las del padre, sino que también las del director general de Carabineros (…) También me he contacto con otros diputados, vamos ir el martes a la comisión de seguridad del Senado, donde se encuentra alojado el proyecto de protección a las policías, es el proyecto más completo que hoy se encuentra en el Congreso. La idea es pedir que deje de estar empantanado y queremos que pueda ver al luz lo antes posible, es dar una señal importante ante los delincuentes”.

“La centroderecha siempre ha estado disponible, pero ha habido un constante bloqueo por parte de la izquierda para no avanzar en estos temas, sobre todo la izquierda más extrema”, acotó Castro, añadiendo que “si nosotros no le damos este respaldo a Carabineros como clase política no nos extrañe que ellos nos sigan emplazando”.

A su juicio, “si el Gobierno quisiera ayudar realmente le pondría discusión inmediata al proyecto, si realmente quisiera tener el compromiso con Carabineros (…) Ahí diría realmente diría que están preocupados”.

Por su parte, el diputado de Republicanos Cristián Araya, aseveró que “el emplazamiento del padre del carabinero asesinado en Pedro Aguirre Cerda representa a millones de chilenos que claman por orden, seguridad y Estado de derecho. El Gobierno está improvisando en seguridad, no tiene un plan, solo anuncios, sin ningún impacto en la seguridad de los chilenos”.

“Espero que el Gobierno ponga suma urgencia al proyecto que presentamos junto a otros diputados que endurece las penas y quita beneficios a quienes agredan o maten a un carabinero, PDI o gendarme. Necesitamos hechos por parte del Gobierno y el oficialismo, no palabras de buena crianza”. ¿Encontraste algún error? Avísanos

Destacadas

Más Noticias