El Instituto Universitario de Seguros tiene el reto de formar TSU bilingües

El sector asegurador venezolano debe estar en constante actualización, incluyendo a los intermediarios de seguros y hasta a las instituciones educativas que forman al personal y a los futuros intermediarios del mismo mercado, porque se está ante un modelo de negocio que no es de consumo masivo y que va variando en sus productos.

Así lo expuso Carmen Alicia Guillén, Presidente Ejecutiva de Seguros Venezuela, quien destaca que la manera de hacer negocio a través de pólizas de seguros se debe dinamizar.  

“Los productos que estamos acostumbrados a ofertar también cambian, y nos ponen ante una gama de opciones y combinaciones que salen de lo que es el negocio tradicional dedicado a pólizas de hospitalización, cirugía y maternidad, funerarios o de vida. Tenemos que fortalecernos y actualizarnos en las maneras de hacer negocios, por ejemplo, con productos combinados”, afirmó.

Explicó Guillén que en el caso del mercado asegurador venezolano, no solo cambian las necesidades de las personas y empresas, sino también las leyes, lo que obliga al personal de las aseguradoras a estar a la altura de los nuevos requerimientos de los asegurados.  

Educando para el mañana

Por su parte el profesor Héctor Badillo, Director del Instituto Universitario de Seguros (IUS), con sede en Caracas, destacó que en el ámbito académico esa institución ha adaptado progresivamente sus programas para que los jóvenes egresados como técnicos universitarios puedan, con el aval de la Superintendencia de Seguros, obtener sus códigos para fungir como corredores, asesores o desempeñar cualquier cargo gerencial en el área de la actividad aseguradora.  

“Hemos creado unos diplomados de seguros que su período lectivo es de 3 meses, y especializaciones para la alta gerencia responsable de las auditorías, negociaciones de seguros y reaseguros, tanto en las áreas de talento humano, economía digital y fraude de seguros”, dijo.

Añadió que ahora el IUS trabaja también para que el profesional graduado adquiera las competencias para fortalecer sus conocimientos en el idioma inglés, herramienta que le permitirá estar mejor preparado ante un mercado cada vez más exigente.

El IUS, única institución en el país que en la actualidad prepara profesionales universitarios en el área de seguros, enfrenta el reto de formar a más jóvenes con visión de gerentes.  

“No formamos a intermediarios de seguros sino a gerentes bien preparados. Nuestro egresado es una persona responsable, con conocimiento. No damos cursos de 15 días para ser corredores y esa es una de las razones por la que la Superintendencia ve con buenos ojos a quien va como TSU a solicitar su código para ejercer como intermediario”.  

Precisó Badillo que lamentablemente la pandemia causó estragos en el sector, tanto en los negocios como en el aspecto educativo. “Afortunadamente a partir del año 2019 comenzamos con el sistema de aulas virtuales, principalmente por las fallas en el transporte público, problemas con el Metro y la inscripción de estudiantes de las zonas periféricas como La Guaira, Guarenas y Los Teques”.

“La realidad nos llevó a incorporar materias como Economía Digital, Criptomonedas y Social Media para abordar el impacto y las bondades de las redes sociales y comprender sus métricas. Nos estamos preparando incluso ante la Reforma a la Ley de Seguros porque no podemos estar de espalda al mercado”, indicó el director del IUS

Caracas.- Para Carmen Alicia Guillén, Presidente Ejecutiva de Seguros Venezuela, se requiere una mayor visión gerencial del modelo de negocio que cambia según las necesidades de la sociedad.

El sector asegurador venezolano debe estar en constante actualización, incluyendo a los intermediarios de seguros y hasta a las instituciones educativas que forman al personal y a los futuros intermediarios del mismo mercado, porque se está ante un modelo de negocio que no es de consumo masivo y que va variando en sus productos.

Así lo expuso Carmen Alicia Guillén, Presidente Ejecutiva de Seguros Venezuela, quien destaca que la manera de hacer negocio a través de pólizas de seguros se debe dinamizar.  

“Los productos que estamos acostumbrados a ofertar también cambian, y nos ponen ante una gama de opciones y combinaciones que salen de lo que es el negocio tradicional dedicado a pólizas de hospitalización, cirugía y maternidad, funerarios o de vida. Tenemos que fortalecernos y actualizarnos en las maneras de hacer negocios, por ejemplo, con productos combinados”, afirmó.

Explicó Guillén que en el caso del mercado asegurador venezolano, no solo cambian las necesidades de las personas y empresas, sino también las leyes, lo que obliga al personal de las aseguradoras a estar a la altura de los nuevos requerimientos de los asegurados.  

Educando para el mañana

Por su parte el profesor Héctor Badillo, Director del Instituto Universitario de Seguros (IUS), con sede en Caracas, destacó que en el ámbito académico esa institución ha adaptado progresivamente sus programas para que los jóvenes egresados como técnicos universitarios puedan, con el aval de la Superintendencia de Seguros, obtener sus códigos para fungir como corredores, asesores o desempeñar cualquier cargo gerencial en el área de la actividad aseguradora.  

“Hemos creado unos diplomados de seguros que su período lectivo es de 3 meses, y especializaciones para la alta gerencia responsable de las auditorías, negociaciones de seguros y reaseguros, tanto en las áreas de talento humano, economía digital y fraude de seguros”, dijo.

Añadió que ahora el IUS trabaja también para que el profesional graduado adquiera las competencias para fortalecer sus conocimientos en el idioma inglés, herramienta que le permitirá estar mejor preparado ante un mercado cada vez más exigente.

El IUS, única institución en el país que en la actualidad prepara profesionales universitarios en el área de seguros, enfrenta el reto de formar a más jóvenes con visión de gerentes.  

“No formamos a intermediarios de seguros sino a gerentes bien preparados. Nuestro egresado es una persona responsable, con conocimiento. No damos cursos de 15 días para ser corredores y esa es una de las razones por la que la Superintendencia ve con buenos ojos a quien va como TSU a solicitar su código para ejercer como intermediario”.  

Precisó Badillo que lamentablemente la pandemia causó estragos en el sector, tanto en los negocios como en el aspecto educativo. “Afortunadamente a partir del año 2019 comenzamos con el sistema de aulas virtuales, principalmente por las fallas en el transporte público, problemas con el Metro y la inscripción de estudiantes de las zonas periféricas como La Guaira, Guarenas y Los Teques”.

“La realidad nos llevó a incorporar materias como Economía Digital, Criptomonedas y Social Media para abordar el impacto y las bondades de las redes sociales y comprender sus métricas. Nos estamos preparando incluso ante la Reforma a la Ley de Seguros porque no podemos estar de espalda al mercado”, indicó el director del IUS.

Siguenos en Telegram , Instagram , Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones

Destacadas

Más Noticias