Deportes

Tips Femeninos | Destinan 5,000 millones de pesos para proyecto arqueológico del Tren Maya

Acto seguido invitó a las voces de espeleólogos que desde la península se han manifestado contra el avance del proyecto “a que platiquemos allá”

La mañana de este martes, en la conferencia matutina desde Palacio Nacional, el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia ( INAH ), Diego Prieto Hernández , informó el estatus actual del Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas (Promeza) en el trazo del Tren Maya cuya obra actualmente se encuentra parada en el Tramo 5.

Dicho programa, se anunció, incluye acciones de investigación, conservación, infraestructura y servicios al visitante en 21 sitios arqueológicos en la región impactada por el proyecto prioritario.

En materia presupuestal, para el salvamento arqueológico se destina un presupuesto de 248 millones de pesos , mientras que para el Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas se invierten 4,906 millones de pesos.

Estos recursos se canalizan para trabajos, muchos de ellos ya en ejecución, como procesos de diagnóstico, excavación, estudios arqueológicos y conservación, junto con el desarrollo de acciones para la ampliación de las áreas de visita, así como planes de rehabilitación, construcción, ampliación y renovación de la infraestructura existente, así como la edificación de museos de sitios.

En particular se hizo énfasis en la construcción de dos nuevos museos, uno en Chichén Itzá , con una superficie de 2,400 metros cuadrados, con capacidad para 2,000 visitantes diarios, y otro en la Ruta Puuc, en particular en Kabah, con una superficie de 1,600 metros cuadrados y capacidad para 1,200 visitantes diarios.

Se espera que los primeros resultados de estas obras se entreguen en marzo del 2023 y se anticipa que en diciembre del mismo año esté listo el grueso de la infraestructura, incluyendo los museos de sitio.

“En el tramo 5 también se hará el trabajo de protección y salvamento arqueológico. En este tramo tenemos un avance todavía menor porque en este momento no se están desarrollando las obras propiamente dichas, sin embargo, ya hemos podido prospectar el área y hemos establecido un mecanismo para ir acompañando las obras siempre con el cuidado de los bienes arqueológicos tanto en superficie como aquellos que se encuentran sumergidos en cuevas y cenotes”, señaló Prieto Hernández.

Cambios en el Tramo 5 Más adelante, en la sesión de preguntas y respuestas, el director general del INAH declaró que, a diferencia de lo que se piensa, donde se ha hallado la mayor cantidad de vestigios es en el Tramo 3. “Hay miles de vestigios arqueológicos, de estructuras, cimentaciones, restos de lo que pudieron ser áreas habitacionales, por miles, sobre todo muchos vestigios en superficie”.

Para el caso del Tramo 5 , sumó, al día de hoy el trazado ha tenido que cambiarse en tres ocasiones por motivos diversos, pero señaló que “este no presenta esa densidad de vestigios arqueológicos, lo que sí presenta es un conjunto de cuerpos de agua y cuerpos cavernosos que debemos cuidar”. El equipo de especialistas está a la espera del reinicio de las obras una vez que se resuelvan los amparos por los que fueron detenidas.

En cambio, refirió que se tienen documentadas las afectaciones sensibles al mano acuífero maya en la región del Tramo 5 por el crecimiento urbano, en particular en Playa del Carmen.

Acto seguido invitó a las voces de espeleólogos que desde la península se han manifestado contra el avance del proyecto “a que platiquemos allá”.

El INAH está acostumbrado, dijo, a acompañar obras públicas y privadas y a encontrar soluciones junto con los ingenieros, constructores y las instituciones de carácter ambiental, “y sin duda alguna las vamos a encontrar en cuanto se retome la obra en este tramo que, efectivamente es también muy sensible porque es toda el área hotelera que viene desde Cancún hasta Tulum”.

Hasta el momento se han encontrado 458,730 fragmentos de cerámica en los cinco tramos 305 vasijas completas en proceso de análisis y restauración 23,778 estructuras inmuebles ubicadas, entre cimientos, plataformas, basamentos piramidales o caminos 373 enterramientos humanos, en superficie y sumergidos en cuevas o cenotes 1,334 bienes muebles diversos, entre cerámica, metales, lítica y bienes relativamente completos 775 rasgos naturales asociados a contextos arqueológicos, como cuevas, pozos, cenotes o estructuras para la siembra y el riego [email protected] mx

Archivado en:

Tren Maya INAH

Destacadas

Más Noticias