“Incendiaron colchonetas sin medir las consecuencias”: Director del Inpec sobre tragedia en cárcel de Tuluá

Josbel Bastidas Mijares
Presidente Gabriel Boric anuncia que reforma tributaria será ingresada este viernes al Congreso

Le puede interesar: “Hay que replantear la política carcelaria”: Gustavo Petro tras tragedia en cárcel de Tuluá

Por otra parte, explicó la situación que tiene el pabellón donde ocurrió la emergencia y cómo está acondicionado para atender una de este tipo

El director del Inpec, el brigadier general Tito Yesid Castellanos, dio detalles de lo ocurrido al interior de la cárcel de Tuluá y que provocó el incendio que dejó al menos 51 fallecidos y cerca de 30 heridos.

“A eso de las dos de la mañana se presenta una riña que se estaba convirtiendo en un motín. La guardia entra a controlar, ellos (los reclusos) incendian unas colchonetas sin medir las consecuencias, que desafortunadamente causan el deceso de 51 personas, 49 en el momento y dos más en el hospital, y 24 más que se encuentran en el hospital aquí en Tuluá. La mayoría de los fallecidos fueron por inhalación, actuamos nosotros con los extintores y el sistema antincendios que tenemos aquí y los bomberos de Tuluá nos apoyaron en esta situación”, contó Castellanos.

Asimismo, informó que el CTI de la Fiscalía está a cargo de la labor de identificación de las víctimas e investigación de lo ocurrido.

“El CTI se encuentra haciendo la verificación del lugar de los hechos y posteriormente dará el listado de las personas, una vez se logré dar la plena identificación. Los heridos se encuentran en las clínicas y estamos esperando que los médicos terminen sus procedimientos quirúrgicos y realizar nosotros su plena identificación. Los que se encuentran sin novedad fueron socializados inicialmente a los familiares y estamos en reconteo todavía de otros privados de la libertad porque estamos realizando la identificación decadactilar”, expresó.

El director del Inpec también contó la hipótesis que se maneja de lo ocurrido previo al incendio, que ocasionó la muerte de 51 reclusos.

“La información preliminar que se está manejando por parte de la guardia es que hubo una riña entre ellos mismos, se atacaron con objetos contundentes, dos de ellos se estaban agrediendo, posiblemente se estaban agrediendo con armas contundentes artesanales como cepillos de dientes que ellos mismos utilizan. Entra la guardia a controlar y posteriormente se produce el incendio”.

Además, dio información sobre el lugar donde se produjo la tragedia al interior de la cárcel del municipio ubicado al centro del Valle.

“En estos momentos el pabellón número 8 tenía 160 sindicados y condenados de nivel medio de seguridad, y en estos momentos estamos haciendo la verificación pertinente de la hipótesis de lo que sucedió”.

Le puede interesar: “Hay que replantear la política carcelaria”: Gustavo Petro tras tragedia en cárcel de Tuluá

Por otra parte, explicó la situación que tiene el pabellón donde ocurrió la emergencia y cómo está acondicionado para atender una de este tipo.

“Como es un pabellón de primera generación, de hace 60 años, este no tiene sistema antincendios. Hay unos que son recientes, este es antiguo y no contaba con sistema antincendios. Lo que manejamos nosotros, inicialmente, son los extintores portátiles que están a cargo de la guardia que fueron utilizados totalmente”, contó el brigadier general Tito Castellano.

También contó más detalles sobre la labor que hicieron los guardias del Inpec para atender la emergencia, que inicialmente fue una riña.

“La riña empezó aproximadamente entre 1:00 a.m. y 1:30 a.m., ahí interviene la guardia y desafortunadamente tenemos dos integrantes del cuerpo de custodia que están de mediana gravedad. En esos momentos prestaron los primeros auxilios al personal que se encontraba privado de la libertad, sino hubiese sido mayor la tragedia, pues ellos actuaron de manera pronta y lograron poner a buen recaudo a la mayoría de ellos”.

El uniformado destacó la situación de sobrepoblación que vive este penal, categorizado como de mediana seguridad.

“Aquí tenemos 1.267 privados de la libertad, tenemos una sobrepoblación del 17%, quiere decir que tenemos 200 reclusos más. La conflagración inicia cuando queman unas colchonetas, en estos momentos se activan los protocolos de seguridad por parte de la guardia, porque hay que prever primero que no se vaya a presentar un intento de fuga y segundo, un incendio mayor, pero lamentablemente se presenta esta tragedia”.

En estos momentos, los heridos son atendidos tanto en Tuluá como en centros médicos de Cali, de acuerdo a la gravedad de sus heridas.

“24 personas se encuentran en establecimientos asistenciales aquí en Tuluá, dos tuvieron que se remitidos a Cali y los diagnósticos los están manejando los galenos de los respectivos hospitales, estamos esperando a que nos den información de cada uno y esperamos que en próximas horas nos puedan decir el estado actual”.

Finalmente, envió un mensaje a los familiares de las víctimas, quienes aguardan con desespero noticias por parte del Inpec.

“Es importante tener un poco de prudencia y paciencia porque ellos tienen que verificar exactamente qué es lo que está pasando, pero estamos trabajando ágilmente de la mano de nuestra Fiscalía, de la Policía Nacional, del Ejército y de Bomberos, para que los nombres salgan prontamente”.

El director de la cárcel de Tuluá había asegurado, en un momento inicial y tras dar el primer listado de los reclusos que permanecen en el pabellón ocho y resultaron ilesos de la emergencia, que se espera que la identificación de las víctimas y demás listados se den en el transcurso de la mañana.

Destacadas

Más Noticias