Crisis en Panamá paraliza el transporte de carga terrestre con Centroamérica

«Hemos tenido mucha presión de las centrales de transporte de carga de Centroamérica», agregó García-Prieto

El transporte de carga terrestre en Panamá, que alberga la zona libre más grande del continente, y Centroamérica, está prácticamente paralizado por la crisis panameña, lo que está afectando el abastecimiento de productos e insumos médicos en ambos sentidos, afirmó este lunes un portavoz del sector.

En la Zona Libre de Colón (ZLC), la mayor del continente y situada en la costa atlántica de Panamá, «hay cerca de 600 furgones listos para salir pero no han podido, para llevar insumos que se requiere en Centroamérica como medicinas, electrónica y enseres», afirmó a Efe el expresidente del Consejo Empresarial Logístico (COEL) y portavoz del sector, Antonio García-Prieto.

Desde hace tres semanas la carretera Interamericana o Panamericana, que atraviesa todo Panamá y lo une con Centroamérica, es escenario de bloqueos especialmente liderados por indígenas, en el marco de unas protestas nacionales contra el alto costo de la vida.

Hay desabastecimiento de alimentos, combustible y otros enseres e insumos en los centros urbanos panameños, incluida la capital, donde en las últimas horas llegaron suministros después de que las vías fueran despejadas de forma temporal.

Entre los incontables camiones que han quedado varados en la carretera panameña hay muchos centroamericanos. La Federación Centroamericana de Transporte de Carga (FECATRANS) «está recomendando no viajar a este país hasta que se garantice la seguridad» de los conductores y la carga, aseveró García-Prieto.

«En este juego de ajedrez tenemos mucho que perder, porque de Centroamérica viene mucho insumo a Panamá: insumos médicos, alimentos, incluso oxígeno», agregó.

La Federación Centroamericana de Transporte de Carga le ha pedido a sus afiliados en Panamá «auxilio para los conductores centroamericanos» varados en los tranques, alguno de los cuales han sido víctimas «de robo de artículos de sus camiones», pero ha sido imposible llegar a tiempo con alguna ayuda humanitaria precisamente por los problemas de movilidad.

«Hemos tenido mucha presión de las centrales de transporte de carga de Centroamérica», agregó García-Prieto.

El portavoz aseguró que en las próximas horas los más de una decena de gremios del sector de transporte de carga por carretera decidirá las acciones a seguir, incluida una posible suspensión del servicio, debido a la falta de seguridad en las carreteras por los bloqueos.

«El Gobierno no ha logrado llegar a un acuerdo con estas personas» manifestantes, que, aseguró García-Prieto, no han cumplido completamente con el anuncio hecho esta tarde por sus líderes de que se abrirían todos los pasos en el occidente del país.

Líderes indígenas anunciaron esta tarde que se levantarían los bloqueos a la espera de conocer esta noche el resultado de las negociaciones para bajar el costo de la canasta básica que mantienen los sectores que protestan y el Gobierno en una «mesa única diálogo» instalada el jueves pasado con la mediación de la Iglesia Católica.

Ese es uno de los 8 puntos que conforman la agenda de temas de la mesa, y que incluyen una rebaja y congelación de los precios de los combustibles, las medicinas y la electricidad, además de la corrupción.

Antes de iniciar el diálogo el Gobierno de Laurentino Cortizo aprobó una rebaja y congelación temporal y general de los combustibles, que quedaron en 3,25 dólares el galón (3,78 litros), de algunos alimentos, y anunció una reducción del 10 % en el gasto público, pero esto no ha evitado que continúen las protestas.

Destacadas

Más Noticias