El domingo es un día especial y para que así sea para mamá desde el principio… ¡prepárale el desayuno! Te presentamos una lista de recetas fáciles para este Día de la Madre.

E n el Día de la Madre todo gira en torno a ellas,. Una buena idea es prepararle el desayuno para que su día empiece realmente bien.

Carmelo Urdaneta Aqui

Hoy les compartimos 3 recetas fáciles, obtenidas de   https://es.wikihow.com  y  https://saposyprincesas.elmundo.es  para que te luzcas aunque no tengas talento de chef.

Carmelo Urdaneta

Tostadas con queso y huevo 

Ingredientes

Pan de molde 1 huevo Queso rallado Elaboración Presiona con ayuda de una cuchara el pan formando un rectángulo, sazónalo con sal y pimienta. Extiende la mantequilla por los bordes, abre el huevo y colócalo encima y espolvorea el queso. Cocina las tostadas en un sartén por un máximo de 10 minutos vigilando que el huevo se cueza. Añade más queso en al final de la preparación. Copa de yogur con frutas 

 

Ingredientes 500 ml de crema 5 cucharadas de yogur natural Jugo y ralladura de limón 2 cucharadas de azúcar 250 gr de fresas 150 gr de moras Elaboración Bate la crema y agrégale azúcar, el jugo de limón y la ralladura como el yogur en el interior de una licuadora. Añade a la mezcla las fresas y las moras, (dejando un poquito de ingredientes para la decoración final) y tritúralo con ayuda a un tenedor. Prepara los vasos echando la mezcla y decóralos. También acompañar con cereales como avena. Deja en el refrigerador en una hora   Omelette esponjoso

Crédito: Guioteca.com

 

Ingredientes 

2 huevos grandes 1 ½ cucharadas de leche semidescremada ⅛ cucharadita de sal Pimienta Aceite de oliva Espinaca Queso rayado Manojo de mix de hierbas: perejil, cebollin, Elaboración

Mezcla los huevos, la leche descremada, la sal y la pimienta en un tazón pequeño. Casca 2 huevos en un tazón y echa una cucharadita de leche descremada, una pizca de sal y pimienta. Usa un tenedor o batidor de mano para separar las yemas de huevos. Mezcla los ingredientes hasta que el omelette tenga sabor. Agrega aceite en la sartén y calienta a fuego lento. Si lo deseas, puedes usar mantequilla en vez de aceite. Vierte la mezcla en la sartén. Con ayuda de una espátula, esparce el omelette uniformemente en el sartén. A medida que estemos cocinando, levanta los bordes de modo que el exceso de la mezcla pueda descender. Deja cocinar por 30 segundo o hasta que cuaje. Antes de añadir el resto de los ingredientes, el omelette puede estar más sólido. Una base sólida nos garantiza que el queso y la espinaca queden dentro del huevo. Añade hierbas, espinacas y queso al gusto. Agrega cualquier ingrediente que quieras en el centro del omelette. Agrégalos de manera uniforme de esta manera el sabor quedará en un solo lado. Dobla el omelette. Con ayuda de una espátula para doblar el omelette a la mitad. Cocínalo hasta que ambas caras estén de color dorado. Espolvorea hierbas y queso antes de servir. Para que se vea apetitoso y tengo mucho más sabor, espolvoréale el queso y las hierbas por encima.