Estampas / Cuando tenemos un bebé y estamos dedicadas a su cuidado, con frecuencia nos preguntamos qué hacer con él todo el día, sobre todo en esos ratos en los que no está durmiendo o comiendo. Por eso, y porque lo vivo a diario con Joaquín, comparto ideas de juegos o actividades para hacer con recién nacidos y hasta los seis meses. Recordemos, además, que cada interacción con nuestros pequeñitos representa una oportunidad de aprendizaje para ambos: 1. Describir nuestras acciones. El día de una nueva mamá transcurre en medio de las tareas cotidianas: amamantar, cambiar pañales, botar pañales, bañar, vestir, recoger… Y aunque por lo general nos sumergimos en estas faenas automáticamente, una manera de hacerlas menos tediosas para nosotras y un juego para nuestros bebés es narrándolas. Al principio nos sentiremos extraña pero después agarraremos el ritmo y se nos hará divertido. Ejemplo: “Vamos a cambiarte el pañal… ay que linda barriguita. Ahorita abrimos el pañal, te lo quitamos, lo botamos y sacamos uno nuevo.. ¿Viste? Así… Ahora estás seco y feliz”, y podemos sonreír o jugar con nuestras expresiones faciales. Si el bebé “contesta” con un balbuceo podemos entonces iniciar una divertida y “original” conversación. 2. Cantar, bailar y escuchar música. Una de las estrategias que he aprendido observando a las maestras de mis hijas es cómo usan las canciones para todo; desde para decir “buenos días” hasta para anunciar que es la hora de recoger los juguetes (“a guardar, a guardar, vamos todos a guardar”). La música no solo estimula el aprendizaje sino que si es suave puede tener efectos relajantes durante la “hora loca o social” (al final de la tarde cuando los bebés están más irritables). Cuando Joaquín está más inquieto suelo bailar y cantar con él y pronto se tranquiliza. 3. Darle masajes. Es probablemente una de las actividades que los bebés disfrutan más, sobre todo porque es mamá quien se los da, y al tiempo que masajeamos un brazo o una piernita intercambian sonrisas y palabras. Es también una gran herramienta para lidiar con los cólicos u otras afecciones como el estreñimiento. A medida que lo hacemos podemos acompañarlo con una canción y terminar con muchos besos y abrazos. 4. Dar un paseo. En las ciudades no peatonales y con problemas como inseguridad o contaminación esto puede ser un desafío, sin embargo, es una de las actividades que los bebés disfrutan más, pues cambiar de ambiente y sobre todo disfrutar de espacios abiertos los distrae y relaja. Para esto cualquier patio, jardín, parque cerrado o similar bien “hace las veces”. 5. Leer un cuento. Nunca es pronto para iniciar el hábito de la lectura, y las rutinas espaciadas de los bebés brindan diferentes momentos para leer un cuento, sobre todo a la hora de dormir. Mis preferidos son aquellos de plástico, cartón duro o tela, de dibujos grandes y llamativos y textos cortos. Twitter @agobiosdemadre Instagram @agobiosdemadre Facebook Fan Page Agobios de Madre

seguir leyendo… Mommytip La asociación venezolana de masaje infantil cuenta con instructoras certificadas en todo el país para brindarles a las mamás y sus bebés un curso completo con una rutina que podrán practicar todos los días de sus vidas y que traerá innumerables beneficios; desde fortalecer la conexión mamá-bebé hasta aliviar malestares como el reflujo y los cólicos. Más información en: www. asociacionvenezolanademasajeinfantil.com 

contraer texto Relacionado con: familia , hijos , crianza , maternidad , consejos para madres