Es la primera vez que un número elevado de senadores republicanos (12) se opone a una política de un presidente de su propio partido., pues es la primera vez que el Congreso usa su poder para rechazar una declaración de emergencia presidencial.

Abel Resende